El Constitucional desbloquea la Ley de Custodia Compartida

Levanta la suspensión cautelar hasta que se pronuncie sobre el fondo de la cuestión

VALENCIA Actualizado:

El Tribunal Constitucional ha decidido dar validez a la Ley de Custodia Compartida impulsada por el Gobierno valenciano y aprobada por el parlamento autonómico. Se trata del segundo de los contenciosos interpuestos por el Gobierno saliente contra leyes autonómicas en las que el Alto Tribunal se decanta por permitir la aplicación en tanto decide —la primera fue el régimen matrimonial—, aunque aún restan varios conflictos por resolver.

Pacto de convivencia

Las Cortes aprobaron el 24 de marzo, en el último pleno de la pasada legislatura, la ley que regula las relaciones familiares de los hijos e hijas cuyos progenitores no conviven, con los votos del PP y Compromís (PSPV y EU votaron en contra). Un recurso de inconstitucionalidad planteado por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero paralizó su aplicación. Sin embargo, los recursos posteriores del Consell dieron ayer su resultado al levantar la suspensión que pesaba sobre esta ley, aunque habrá que esperar a que el propio Tribunal se pronuncie sobre el fondo del recurso.

La norma da prioridad al acuerdo entre los progenitores y establece el principio general de custodia compartida en los casos en los que el pacto no sea posible. La ley fija que el pacto de convivencia familiar debe ser judicialmente aprobado y establece el régimen de convivencia y relaciones familiares de los progenitores con los hijos y de éstos con sus hermanos, abuelos y parientes.

Asimismo, el pacto debe incluir el destino de la vivienda y el ajuar familiar, además de la cuantía y el modo de sufragar los gastos ordinarios y extraordinarios de atención de los hijos. En aquellos casos en los que no sea posible alcanzar ese pacto, el texto establece el principio general de custodia compartida, si bien habilita al juez para decidir la custodia individual atendiendo a las circunstancias de cada caso.

Aplicación inmediata

El conseller de Gobernación, Serafín Castellano, señaló ayer que comparte su «satisfacción con todos los padres y madres que han luchado para sacar adelante esta ley» y resaltó que con esta decisión, el alto Tribunal «da la razón a los argumentos de la Abogacía de la Generalitat y por tanto la ley podrá aplicarse en cuanto se haga efectiva la resolución».

Castellano recordó que con esta decisión «es la segunda vez que el Tribunal Constitucional da la razón a la Generalitat puesto que ya lo hizo con la Ley de Régimen Económico Matrimonial Valenciana decidiendo también el levantamiento de dicha suspensión».

Entre las suspensiones que quedan por resolver —y que podrían desbloquearse con la llegada de Mariano Rajoy a La Moncloa— destacan el de la caza con «parany» y, sobre todo, el de El Cabanyal.