Camps vuelve a las Cortes sin definir aún su futuro político
Francisco Camps y Alfonso Rus conversan ayer en sus escaños de las Cortes valencianas

Camps vuelve a las Cortes sin definir aún su futuro político

El presidente regional, Alberto Fabra, no estaba presente ayer en el hemiciclo

MANUEL CONEJOS
VALENCIA Actualizado:

Francisco Camps se reintegró ayer a su escaño en las Cortes Valencianas tras siete meses en los que ha mediado su absolución en el llamado «juicio de los trajes». Su regreso, recibido con aplausos por el grupo parlamentario popular en la reunión previa a la celebración plenaria, se produjo durante una sesión en la que no estuvo el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, quien sí acudirá hoy a la sesión de control parlamentaria para contestar a los grupos de la oposición.

Será Camps, precisamente, el que no estará hoy en el hemiciclo al tener que asistir al pleno del Consejo Jurídico Consultivo Valenciano, institución de la que percibe un sueldo tras haber renunciado a cobrar el salario de diputado autonómico.

El regreso de Camps al foco político resultó relativamente tranquilo en tanto que provocó una serie de corrillos entre los diputados populares, que acaso trataban de analizar las situaciones chocantes que puede provocar la presencia habitual del ex presidente autonómico en las Cortes y atisbar de paso un futuro, el de su ex jefe de filas, que no parece del todo definido: «De momento, venir a las Cortes, que es mi casa», explicó el propio Camps.

Pese a que no ha aclarado cuál será su destino, su voluntad verbalizada de mantener el escaño alimenta los rumores de quienes invocan su nombre como posible alternativa a Fabra en el congreso regional del PPCV. Camps, sin embargo, no ha dado ningún paso en ese sentido. Ni pista alguna.

Reunión en Madrid

La foto entre Camps y Fabra no se dará esta semana, de modo que el presidente regional tiene margen para «solucionar» esta situación en la reunión que el próximo martes mantendrá en La Moncloa con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y donde se tratará este tema.

En este sentido, es Rajoy el único que puede pactar con Camps una salida, aunque sea más adelante en el calendario tiempo y evitar así la «incomodidad» de que ex presidente y presidente coincidan los próximos tres años en el mismo hemiciclo.

El PP de la Comunidad Valenciana vive un capítulo de transición que ha originado un ruido interno amplificado por la absolución judicial de Camps y de Ricardo Costa a escasos dos meses de la celebración del congreso regional.

Uno de los temas que más preocupan en Génova es la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, tenida como una referencia «clásica» del partido no sólo en la Comunidad. Fabra ya ha comenzado a allanar el camino para que Barberá sea uno de sus principales apoyos en la consolidación de un liderazgo que debe tener el refrendo mayoritario de ese congreso regional que el PPCV celebrará en Alicante probablemente en mayo. Ello permitiría luego tener unos congresos provinciales más cohesionados.