Camps vertebrará la región con un turno rotatorio en la presidencia de la FVMP

Un alcalde de Alicante o Castellón sustituiría a Bastidas al frente de la entidad

VALENCIA Actualizado:

La trayectoria de la alcaldesa de Alzira, Elena Bastidas, al frente de la Federación Valenciana de Municipios y Provincias (FVMP), podría tocar a su fin. El presidente regional del PP, Francisco Camps, medita establecer un turno rotatorio en la presidencia de la institución para fomentar la participación de Alicante y Castellón, de modo que ahora le correspondería presidirla a un alcalde de una de estas dos provincias.

La mayoría de la que los populares gozan en la FVMP permite plasmar la filosofía vertebradora de Camps. El jefe del Consell tiene un gran concepto de la valía política de Bastidas, quien ha conseguido su tercera mayoría absoluta en la ciudad de Alzira, pero el presidente siempre ha procurado establecer un criterio de equilibrio territorial entre las tres provincias —algo que ha roto en parte en la confección de su último Consell—.

Destino: las Cortes

El relevo de Bastidas obedecería así a ese criterio vertebrador que siempre ha acompañado a Camps en su trayectoria política. No obstante, la alcaldesa de Alzira tendría muchas opciones de entrar como diputada autonómica en las Cortes, ya que ocupa el puesto número 23 de la lista por Valencia —y entraron 22 diputados—.

Una sola renuncia (algo que se da por descontado con las elecciones generales a pocos meses vista) bastaría para que debutara en las Cortes, como ya han hecho algunos alcaldes de su «promoción» como María José Catalá o Alfredo Castelló. El nombramiento de Bastidas también podría llegar como consecuencia de la renuncia de una de las conselleras salientes, Belén Juste, quien medita si sigue o no en la vida política.

Si finalmente Camps opta por el relevo en la presidencia de la Federación Valenciana de Municipios y Provincias, éste no se produciría hasta el mes de septiembre. En concreto, el órgano que representa a los ayuntamientos, provincias y demás entes locales de la Comunidad tiene previsto reunir a su Asamblea General el próximo 30 de septiembre. En esa jornada se produciría el nombramiento del nuevo presidente y del resto de cargos del Consejo y la Comisión Ejecutiva.

El cambio en la presidencia no está decidido, pero donde sí es seguro que habrá cambios es en las tres vicepresidencias de la institución. Actualmente ocupan esos puestos el ex presidente de la Diputación de Castellón Carlos Fabra (vicepresidente primero); el ex alcalde de Elche Alejandro Soler (vicepresidente segundo) y el ex presidente de la Diputación de Alicante José Joaquín Ripoll (vicepresidente tercero).

Cambio de vicepresidentes

Por diferentes motivos, todo indica que ninguno de los tres continuará en su puesto. Fabra ha dejado voluntariamente al Corporación provincial y su sucesor, Javier Moliner (nombrado en la jornada de ayer), pasará a ocupar una de las vicepresidencias.

Ripoll no ha tenido el respaldo de sus compañeros de partido para repetir al frente de la Diputación alicantina, por lo que Camps considera que la nueva presidenta, Luis Pastor, es quien debe ocupar otra vicepresidencia de la FVMP.

El PSPV será quien designe al ocupante de la tercera vicepresidencia, y todo indica que después del batacazo de Soler en su intento por volver a gobernar en Elche, el secretario general de los socialistas valencianos apostará por un alcalde que sí haya destacado en su municipio.

La adscripción territorial del próximo presidente del organismo determinará también el futuro de Alfonso Rus, actual portavoz del PP en la FVMP, ya que si la institución pasa a estar presidida por un alcalde de Castellón o Alicante, el primer edil de Xàtiva pasaría a ocupar una de las vicepresidencias —y serían Moliner o Pastor los que desempeñaran la portavocía (que casi siempre se delega cuando se trata de personalidades que aglutinan otros cargos)—.

Por lo que respecta al portavoz del grupo socialista, en Blanquerías están por la labor de dejar que repita en el cargo el alcalde de Cocentaina, Rafael Briet, quien obtuvo unos buenos resultados el 22-M, y sigue gobernando.

Francisco Camps, no obstante, aún no tiene cerrados con carácter definitivo los nombramientos de los principales cargos de la FVMP que le corresponden al PPCV, y tiene tres meses por delante para cuadrar todas las piezas.