PIERDE ENTEROS SU ENTRADA EN EL PUERTO DE ALICANTE

El PP busca un destino a Ripoll fuera de Alicante

ALICANTE/VALENCIA Actualizado:

El mensaje desde Génova es claro: evitar conflictos antes de las elecciones generales. El presidente regional del PPCV, Alberto Fabra, va a cumplir esta máxima, aunque sigue teniendo una «patata» caliente en la salida que se le va a dar a José Joaquín Ripoll.

El presidente provincial del PP alicantino, que ha sido descabalgado de la Diputación y ha quedado sin competencias en el Ayuntamiento de Alicante, armó un gran revuelo esta semana cuando fue a apuntarse al paro.La decisión de Fabra es firme y le ofrecerá alguna alternativa en el amplio abanico que controla el Partido Popular en la Comunidad Valenciana.

Lo que parece descartado es que le vaya a dar las riendas de la Institución Ferial Alicantina (IFA) y tampoco, pese a que parece que es la preferencia de Fabra, un puesto en la Autoridad Portuaria de Alicante.

La alcaldesa de la ciudad alicantina, Sonia Castedo, no desea que ese sea el destino de Ripoll y el presidente regional tampoco quiere azuzar un fuego con uno de los valores emergentes en la provincia.

Así las cosas, se abre una nueva posibilidad como sería la entrada de José Joaquín Ripoll en alguno de los órganos dependientes de la Diputación de Valencia. Esta cuestión se pudo tratar en el encuentro que Fabra mantuvo con Alfonso Rus el pasado miércoles, aunque no se concretó el destino —que incluso se rumorea que podría ser museístico—.

Lo bien cierto es que ha quedado claro que la nueva hornada del Partido Popular alicantino ha ido cerrando las puertas a Ripoll de manera continuada en los últimos meses por su particular gestión de los últimos años.