Un asesor de Zapatero dirige en la sombra Casa Mediterráneo

Juan Díaz Muñoz es el secretario del Consejo de la entidad y participa en el diseño de sus actividades pese a que los estatutos se lo impiden

ALICANTE Actualizado:

Un afiliado del PSOE de Córdoba que está en nómina de La Moncloa, como asesor del presidente José Luis Rodríguez Zapatero, dirige «en la sombra» Casa Mediterráneo, la institución con sede en Alicante creada por el Ministerio de Asuntos Exteriores para fomentar el diálogo cultural entre los países de la región.

Se trata de Juan Díaz Muñoz, quien además de secretario del Consejo Rector de Casa Mediterráneo ha jugado un papel capital en el desarrollo de esta institución, al tutelar todas las actividades que organiza su directora general, Yolanda Parrado.

Desde hace más de un año, la situación de Díaz en el Consejo es irregular, pues según los estatutos de la entidad sólo pueden formar parte de este órgano de gobierno representantes de las cinco Administraciones que lo integran: el Ministerio, la Generalitat Valenciana y los ayuntamientos de Alicante, Benidorm y Jávea.

Pese a que desde octubre de 2010 no pertenece a ninguno de estos organismos, Juan Díaz sigue siendo miembro del Consejo Rector y continúa ejerciendo una gran influencia sobre todas las decisiones que toma Parrado como auténtico impulsor de Casa Mediterráneo.

Ex empleado de Canal Sur

Cuando esta entidad se puso en marcha, en abril de 2009, Díaz se incorporó al Consejo Rector como representante del Ministerio de Asuntos Exteriores, ya que en aquel momento era asesor del ministro Miguel Ángel Moratinos. La relación entre ambos tiene su origen en las elecciones generales de 2004 que llevaron a Rodríguez Zapatero a La Moncloa: en aquellos comicios, Díaz ocupó un puesto de suplente en la candidatura del PSOE al Senado por Córdoba que encabezaba Moratinos.

Tras la victoria electoral de Zapatero, Díaz Muñoz se convirtió en asesor del Ministerio de Asuntos Exteriores, pese a que carece de experiencia en diplomacia internacional: es licenciado en Periodismo por la Universidad de Sevilla y ha trabajado en la televisión autonómica de Andalucía, Canal Sur. Cuando, en octubre de 2010, Zapatero destituyó a Moratinos, la nueva ministra de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez, decidió prescindir de los servicios de Díaz, quien encontró acomodo como asesor de La Moncloa. Desde allí, ha seguido participando en la planificación de las actividades de Casa Mediterráneo.

Pero la carrera política de Juan Díaz se inició en la Diputación de Córdoba, como jefe de gabinete del entonces presidente socialista Matías González, quien se vio obligado al dimitir del cargo en el verano del 2002 tras ser acusado de colocar en la institución como secretaria a una joven con la que mantenía una relación sentimental.

Como jefe de su gabinete, Díaz Muñoz fue imputado junto al propio Matías González y otros tres altos cargos de la Diputación, todos ellos acusados de un presunto delito de tráfico de influencias. Cuando se celebró el juicio, en julio de 2004, Díaz ya era asesor del Ministerio de Asuntos Exteriores. El fiscal pidió contra él una pena de nueve años de inhabilitación para ocupar cualquier cargo público. En la vista oral, el ya ex presidente de la Diputación de Córdoba negó cualquier relación sentimental con la joven y alegó que la contrató sin concurso por «razones sociales», como había hecho también con un toxicómano y un disminuido físico. Finalmente el tribunal asumió esta tesis y absolvió a los cinco imputados, tal como informó en su día la edición de ABC en Andalucía.

Pero Juan Díaz no es el único que juega un papel clave en Casa Mediterráneo, sin tener ninguna experiencia en el terreno de la diplomacia Internacional. La propia directora general de la entidad, Yolanda Parrado, aterrizó en el cargo de mano gracias a su estrecha amistad con la entonces secretaria de Estado de Cooperación Internacional, Leire Pajín. Parrado es hija de una ex concejal socialista del Ayuntamiento de Alicante.