Alicante concentra la mitad del empleo sumergido
José Manuel Tomás,Vicente Pérez, Rafael Berrocal y Miguel Castell, tras la firma del acuerdo - ABC

Alicante concentra la mitad del empleo sumergido

La Inspección de Trabajo detecta un fraude mensual de once millones de euros

ALICANTE Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La mitad del empleo sumergido detectado por la Inspección de Trabajo en la Comunidad Valenciana se registra en Alicante, que además se consolida como la provincia española con mayor número de irregularidades detectadas en materia de contratación laboral, según un informe de esta administración correspondiente a los nueve primeros meses del pasado año y que ha difundido el sindicato Comisiones Obreras.

Los inspectores promovieron en la Comunidad Valenciana un total de 6.863 altas a la Seguridad Social entre enero y septiembre de 2011, de las que 3.905 corresponden a empleo sumergido detectado en la provincia de Alicante, frente a las 2.313 registradas en Valencia y 647 en Castellón.

Las irregularidades detectadas en el conjunto de la región suponen un fraude mensual a la seguridad social «que supera los once millones de euros», según señalaron fuentes sindicales.

No obstante, el número total de actuaciones realizadas por la inspección en el Área de la Seguridad Social en todos sus campos o posibles irregularidades durante este mismo periodo fue de 46.119 inspecciones.

Por tanto, el importe total que, según Comisiones Obreras, deberían abonar los empresarios valencianos por incumplir la normativa en materia de Seguridad Social alcanzaría los cien millones de euros, entre expedientes liquidatorios (92,2) y sanciones (8,7).

Ante estas cifras, la central reclamó una reforma empresarial «capaz de acabar con una cultura del fraude que lastra la competitividad de las empresas y convierte a la valenciana en la segunda autonomía con más empleo sumergido».

En este sentido, las mismas fuentes explicaron que las penalizaciones económicas recogidas en el informe estadístico de Trabajo son teóricas, ya que el cobro real, tanto de las sanciones como de las liquidaciones, «en muchas ocasiones se complica por la imposibilidad de imputar jurídicamente a los defraudadores, que ocultan la verdadera titularidad de las empresas».

A nivel estatal, la provincia de Alicante, con 14.282 actuaciones de inspección, es la provincia de toda España que más economía sumergida registra, «lo que refleja el arraigo que esta práctica ilegal tiene en el territorio».

Escasez de medios

En esta línea, el sindicato advirtió del «enorme problema que vuelven a aflorar los datos aportados desde la Inspección, ya que los datos de este periodo son solo la punta del iceberg, detectada con los escasos medios que el Ministerio de Trabajo dedica a esta materia».