El PP abre su nueva etapa en Alicante con Luisa Pastor en la Diputación

La alcaldesa de San Vicente responde al perfil de consenso que buscaban los populares para pacificar el partido en la provincia

ALICANTE Actualizado:

Es el inicio de una nueva etapa en el PP de Alicante. El relevo de Joaquín Ripoll al frente de la Diputación ya tiene nombre y apellidos: los de la alcaldesa popular de San Vicente, Luisa Pastor. El Comité Electoral del PPCV, presidido por Pedro Agramunt, acordó ayer ayer a Pastor como candidata a la Presidencia de la Diputación de Alicante, Alfonso Rus para la de Valencia y Javier Moliner para la de Castellón. La propuesta fue ratificada horas después por el Comité Nacional Electoral de los Populares.

La provincia de Alicante era la única incógnita después de que el presidente provincial Joaquín Ripoll quedara apartado de la Diputación la semana pasada, en la elección de los diputados por el partido judicial del Alacantí. La dirección regional del PPCV ha optado finalmente por una candidata de consenso y con una larga experiencia de gestión, Luisa Pastor —tal como adelantó en exclusiva ABC el pasado 24 de mayo—, que puede contribuir a aunar las voluntades en el seno del partido y acabar con la división interna que ha provocado la «era Ripoll»

La prioridad del partido es evitar los conatos de rebelión interna que pudiera provocar la defenestración del hasta ahora presidente provincial. Un riesgo que en principio parece conjurado. De hecho, la elección de los diputados se ha llevado a cabo, en la mayoría de comarcas, por consenso entre los llamados «ripollistas» y el sector afín a la regional.

Incluso el ex alcalde de Alcoy, Jorge Sedano, uno de los hombres fuertes de Ripoll, desistió de presentar su candidatura como diputado provincial al comprobar que no tenía suficientes avales en la comarca. Otro de los puntales de Ripoll, la vicepresidenta en funciones de la Diputación Mari Carmen Jiménez, si se decidió a dar la batalla para revalidar su escaño, pero fue derrotada por sus compañeros de partido en la votación.

Promete diálogo

En cuanto al propio Joaquín Ripoll, en un principio pareció recibir con serenidad la noticia de que no repetirá como presidente. Se limitó a declarar que no tiene «prisa» por decidir su futuro en el partido y que de momento sólo ha decidido «dedicar más tiempo a mi mujer». Pero el pasado viernes ya mostró que la procesión va por dentro, cuando en un acto público le negó el saludo al ex alcalde popular de Benidorm Manuel Pérez Fenoll, quien fue su rival en el congreso provincial del PP celebrado en Orihuela en diciembre de 2009.

Tras conocer ayer su designación como candidata, Luisa Pastor optó por la prudencia, dado que Génova aún no la había ratificado: «Si todo se cumple mi futuro pasa por la Diputación de Alicante», señaló. En cualquier caso, no había margen para la sorpresa, dado que la dirección nacional del PP ha estado al corriente, desde un principio, el proceso de relevo de Ripoll.

Ripoll se compara con Gasol

Durante su presencia en la tradicional comida de Hogueras de ABC, la alcaldesa de San Vicente recordó que ella siempre ha estado «muy cerca de los órganos del partido». Un sutil reproche a Ripoll, que ha vivido los últimos ocho años enfrentado a la dirección regional. Pastor se definió como una persona «dialogante» que llega a la Diputación con la voluntad de «integrar a todos» y centrar su labor en el apoyo a los ayuntamientos.

En cambio, Joaquín Ripoll eludió valorar la decisión del partido y se comparó con el jugador de baloncesto Pau Gasol, con el que compartió un acto para presentar una nueva edición del VI Banco Popular Gasol Academy de la Costa Blanca. «Pau Gasol ha tenido números muy buenos durante toda la temporada en Los Ángeles Lakers», dijo Ripoll, «pero al final, cuando llegaron los play-off, las cosas se torcieron y no ganaron el anillo. A mí me ha pasado igual, los números en la provincia han sido muy buenos y yo tampoco tengo el anillo», remató su paralelismo.

En cambio, la alcaldesa de Alicante, Sonia Castedo, consideró que Luisa Pastor es una persona «idónea» para presidir la nueva Diputación, ya que su trayectoria demuestra que se trata de una persona «de consenso, y muy dialogante».

De momento, Ripoll no va a estar muy atareado como concejal del Ayuntamiento de Alicante, donde la alcaldesa Sonia Castedo le ha dejado sin competencias «por motivos de austeridad», según explicó la regidora popular. Aunque se da por hecho que la dirección nacional del PP le ha ofrecido una salida airosa, que podría estar en las listas al Congreso o al Senado para las próximas elecciones generales.

En todo caso, Joaquín Ripoll continuará como presidente provincial del PP de Alicante hasta que se celebre el próximo congreso ordinario, tras las elecciones generales del próximo año. Mantiene por tanto su poder orgánico en el partido, aunque con cada vez menos apoyos internos, pero ha perdido el poder institucional que disfrutaba en la Diputación.