Zapatero margina a Bancaja y CAM frente a entidades, como Unicaja, de menor peso
Zapatero, ayer, junto a Blesa (Caja Madrid), Fornesa (la Caixa) y Medel (Unicaja) EFE

Zapatero margina a Bancaja y CAM frente a entidades, como Unicaja, de menor peso

ALBERTO CAPARRÓS | VALENCIA
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ninguneó ayer a Bancaja y Caja Mediterráneo (CAM), al excluirlas del encuentro que mantuvo ayer en Madrid para analizar la actual crisis financiera.

La Oficina Económica del jefe del Ejecutivo, que dirige Javier Vallés, organizó una reunión con los presidentes del Santander, Emilio Botín; del BBVA, Francisco González; y del Popular, Ángel Ron.

Mientras, también asistieron los máximos dirigentes de la Caixa, Ricardo Fornesa; Caja Madrid, Miguel Blesa; y Unicaja, Braulio Medel.

La selección de los invitados se hizo en función de su peso en el conjunto del sistema financiero español, de acuerdo con las fuentes consultadas por ABC.

Sin embargo, el Gobierno dejó fuera a Bancaja y la CAM, tercera y cuarta caja de ahorros española respectivamente, a pesar de que en las principales magnitudes superan con creces a Unicaja. Las diferencias, además, son abismales en el caso del volumen de negocio.

Bancaja registró en 2007 174.000 millones de euros. La CAM alcanzó los 123.000 millones. Mientras, Unicaja quedó en sólo 55.125 millones, de acuerdo con los datos aportados por la propia entidad.

En términos de beneficio, las cajas de la Comunidad Valenciana también superan claramente a la andaluza.

Esta circunstancia causó extrañeza en las sedes de Bancaja y la CAM. De hecho, sus presidentes, José Luis Olivas y Vicente Sala, tenían copada la agenda de ayer con actos institucionales y en ningún caso recibieron llamada alguna procedente de la Presidencia del Gobierno.

Aunque ninguna fuente oficial explicó los motivos por los que el presidente de Unicaja sí fue invitado a la cumbre en la Moncloa, en el sector financiero valenciano se daba por hecho ayer que el origen andaluz de la entidad y sus lazos con el Gobierno regional de Manuel Chaves, a la sazón presidente del PSOE, han podido resultar determinantes en la elección.En los mismos círculos se especulaba también con la opción de que Medel, en su papel de vicepresidente tercero de la patronal CECA, hubiera ejercido como portavoz de las cajas de ahorros andaluzas.

Esta teoría se caería por su propio peso ya que José Luis Olivas también ocupa el mismo cargo, aunque en este caso como vicepresidente cuarto.

Prudencia valenciana

Pese a los antecedentes, las entidades valencianas optaron por morderse la lengua públicamente. Ese fue el caso del director general de la CAM, Roberto López, quien preguntado al respecto optó por dar por buena la iniciativa de Zapatero, por mucho que la caja que comanda haya quedado excluida y sin la posibilidad de expresar su punto de vista sobre la coyuntura económica y el estado de la banca española.

Precisamente ayer, el Consejo General de la Federación Valenciana de Cajas de Ahorros celebró la sesión correspondiente al tercer trimestre del ejercicio, donde se analizaron los resultados agregados y ratios de las cajas federadas del trimestre cerrado a 30 de junio.

El beneficio atribuido en el primer semestre de 2008 superó los 421,2 millones de euros, lo que supone un 7,56 por ciento más que en junio de 2007 «a pesar del desfavorable entorno económico».

Asimismo, el consejo ha indicado que la media del índice de morosidad agregado de las cajas de ahorros de la Comunidad Valenciana se sitúa en un 1,60%, «cifra que si bien viene aumentando desde hace algunos meses como consecuencia de la adversa coyuntura económica, sigue encontrándose por debajo de la media del sector».

Pese a los avatares del sistema financiero, las principales cajas de la región continúan ofreciendo a diario señales de tranquilidad a sus impositores.

En este sentido, el director general de la CAM expresaba ayer su convencimiento de que la entidad está preparada para afrontar la crisis.

Mientras, Bancaja anunció ayer que ha adecuado su estructura a la evolución del negocio. Con tal fin, la entidad que preside José Luis Olivas ha incrementado su plantilla en 236 empleos indefinidos en lo que va de año de manera que ha superado por primera vez la cifra de 6. 000 trabajadores.

Con ello, el número total de personas fijas en Bancaja suma ya 6.054 que, sumados a los de las empresas del Grupo, superan ya los 8.000 trabajadores en nómina.