Imagen de Ximo Puig en el acto celebrado este jueves en la sede de ACPV
Imagen de Ximo Puig en el acto celebrado este jueves en la sede de ACPV - EFE
Primarias del PSPV

Ximo Puig presenta un manifiesto «valencianista» en la sede de ACPV que paga el Gobierno catalán

El Centre Cultural Octubre de Valencia alberga la lectura de un manifiesto a favor del jefe del Consell

VALENCIAActualizado:

Ximo Puig ha escogido un escenario talismán en su carrera política para recibir el apoyo de parte del sector cultural a su candidatura al PSPV y presentar un manifiesto por una formación «socialista y valencianista».

Puig ya escogió para su primer acto como presidente de la Generalitat el Centre Cultural Octubre de Valencia, sede de Acció Cultural del País Valencia cuya hipoteca abona el Gobierno anual.

Este jueves, Carmina Andrès Lorente, hija del poeta valenciano Vicent Andrès Estellés, Vicent Torres, cantante de Al Tall y el periodista J.J Pérez Benlloch han presentado el manifiesto de apoyo a la candidatura de Puig "Per un PSPV socialista y valencianista" en el Centre Cultural Octubre de Valencia.

Más de 100 referentes del mundo de la cultura han firmado este manifiesto mostrando su respaldo al actual presidente de la Generalitat valenciana "por su carácter valencianista, progresista e integrador" en su candidatura L'Esquerra en Marxa para las primarias del próximo domingo.

Puig, que también ha asistido al acto, se ha mostrado agradecido con los presentes, "me conmueve pode estar con vosotros y, que desde la sociedad civil valenciana estéis apoyando mi candidatura, me llena de satisfacción, sobre todo porque si el Partido Socialista tiene algún sentido es precisamente porque es un movimiento más allá de un espacio cerrado".

Los firmantes han manifestado su visión "progresista y valencianista" de la sociedad y han pedido a Puig que "continúe la senda de reconstrucción cultural, económica y moral fomentada en los últimos años", después de gobiernos "que han protagonizado políticas antisociales y antivalencianas".

El citado manifiesto, además de insistir en que el pueblo valenciano tiene "identidad propia", pone en valor su legado histórico y cultural, su carácter solidario, abierto y plural y su fuerte patrimonio.

Considera también el Pacte del Botànic como un "camino de futuro", para el que Ximo Puig ha sido y es "un valor para su creación y preservación".

"Ha brotado una esperanza que está permitiendo reconstruir el país desde una perspectiva decididamente valenciana, gracias al diálogo y al consenso que culminó en el Pacte del Botànic y que nos ha devuelto no sólo la autoestima, sino también nuestra estima por nuestra propia lengua y por las manifestaciones culturales de nuestro país", dice el manifiesto.

Ximo puig ha asegurado que el Pacte del Botànic fue " la mejor respuesta que se pudo dar a nuestro país después de 20 años de descrédito, de malformación, en los que este país ha sido paradigma de la corrupción".

El documento presentado hoy incluye diez reivindicaciones que los firmantes consideran indispensables para contar con un PSPV "tan socialista como valenciano, tan valenciano como socialista", como una financiación justa "que nos permita el ejercicio de nuestro autogobierno y el mantenimiento de las condiciones óptimas del Estado del Bienestar", la mejora de la educación pública y el impulso a la industria cultural valenciana.

Demandan también el incremento del uso social del valenciano "hasta la plena consecución del equilingüismo con el castellano", la puesta en marcha del funcionamiento de los medios de comunicación públicos en valenciano, el fortalecimiento de los lazos históricos en el ámbito cultural y lingüístico con los territorios de lengua compartida y la reivindicación de infraestructuras geoestratégicas "que nos proyecten hacia Europa".

Dentro de estas diez demandas se encuentra igualmente la petición de renovar el tejido productivo y de tejer complicidades con la sociedad valenciana y con el resto de partidos "para continuar profundizando en la democracia y en el autogobierno".

Durante el acto, Ximo Puig ha declarado que su proyecto es "compartido" y ha señalado que "la militancia es muy importante, pero solo el 2,4 % de valencianos militan, por lo que un partido moderno tiene que tener una mirada mucho más abierta".