Juan Zumalde - VERLAS VENIR

El día de los vivos

«Ya que hoy vamos todos al cementerio, que luzca chula la lápida»

Juan Zumalde
Actualizado:

Primero de noviembre. Festividad de todos los santos. El día de ir al cementerio. Institucionalizado. El día del niño, el día de los bosques verdes, el día del zurdo y el día de los muertos.

Religiosamente, en la mayoría de los casos, se hacen largas procesiones a los cementerios. Los días antes se dedica horas a adecentar panteones y nichos. Ya que hoy vamos todos al cementerio, que luzca chula la lápida. Uso social. Vanidad.

En los últimos años, gracias (o tal vez por desgracia de) a la cultura yanqui, la noche anterior es la noche de las fiestas tenebrosas. Con la intervención del cine y la televisión, máxima moda para la fecha: el zombie. El muerto viviente. La verdad es que si la resurrección de la carne es esto, yo casi paso. Ni para alcalde de Ultramort.

Imagen tomada este miércoles en el cementerio de Alicante
Imagen tomada este miércoles en el cementerio de Alicante - JUAN CARLOS SOLER

En realidad, el día de difuntos es el día que los vivos destinan a sus fallecidos. Así es que me voy a permitir aconsejarles a todos que reflexionen durante el día de hoy que es mucho más bonito llevar flores que recibirlas, acordarse de los que faltan en lugar de que se acuerden de ti. En fin, que más vale estar vivo que muerto. Por razones obvias.

Y así, durante el resto del año podemos hacer lo que hoy hacemos por los muertos, pero por los vivos. Podemos llevarles flores en lugar de estar esperando a que nos las den a nosotros. Podemos acordarnos de ellos y ponernos en su lugar en vez de estar siempre esperando a que sean los demás los que empaticen con nuestras necesidades.

Quién sabe si este día de hoy, el día de los vivos, puede servir para lograr un mundo mejor.

Juan ZumaldeJuan Zumalde