Ferran Garrido - Un pica en Flandes

Vivir en clave electoral

«Los independentistas catalanes han conseguido su objetivo, que no era otro que debilitar al Estado»

Ferran Garrido
Actualizado:

No me gustaría estar estos días en la piel del president de la Generalitat, Ximo Puig. En realidad, ni en la suya ni en la del resto de presidentes autonómicos que se enfrentan a unas Elecciones Autonómicas que son capitales para el futuro político de sus gobiernos, pero que ya están eclipsadas por la convocatoria de Elecciones Generales realizada por Pedro Sánchez.

Era cuestión de tiempo. Creo que ya lo dije alguna vez, que esta legislatura acabaría en unas elecciones anticipadas sin remedio. Y así ha sido.

Mientras, los independentistas catalanes han conseguido su objetivo, que no era otro que debilitar al Estado que, según ellos, “les oprime”, y han dejado al pie de los caballos al Gobierno Sánchez, que sin ellos no ha sido capaz de sacar adelante los Presupuestos Generales de ese “estado opresor”, que por cierto destinaban un pastizal de euros a las inversiones en Cataluña. Qué paradoja, ¿verdad? Claro, es lo que tiene vender el alma al diablo. Que al final, se cobra el alma del vendedor y la factura la pagamos entre todos.

Pero a lo que iba. En medio de todo el berenjenal, las Elecciones Autonómicas. Y su fecha de celebración. Y las repercusiones electorales de la celebración de las Elecciones Generales… y de su resultado. Es una decisión difícil, aunque conociendo al President y su prudencia, no creo que las adelante. Eso sí, hemos de tener todos muy claro que no debemos mezclar churras con merinas, que unas son lo que son y que las otras son de lo de casa. Vamos de lo nuestro. Y, bueno, no se me olvide que además, el mismo día de las autonómicas se celebran las Elecciones Municipales. Pobres alcaldes.

Si ya nadie espera que se hable en clave autonómica durante la campaña, con todo lo que está cayendo en el plano nacional y con todo lo que va a caer, de lo del pueblo ya ni hablamos. Y si eso, lo de Europa y las Elecciones Europeas… lo dejamos para otro día. O no, que se celebran en la misma fecha que las Autonómicas. ¡Madre de Dios!

Imagen de Ximo Puig y Pedro Sánchez
Imagen de Ximo Puig y Pedro Sánchez - ROBER SOLSONA

Me van a perdonar que me lo tome así, pero lo de vivir en clave electoral durante tanto tiempo resulta un poco estresante. Va a ser muy difícil que el descalabro de la Legislatura no afecte a los resultados de los partidos que ahora están en el Govern de la Generalitat o en cualquier otro gobierno autonómico. Y es que va a ser muy complicado que los ciudadanos voten con la cabeza fría y diferenciando lo que se vota en cada elección, en cada urna y con cada papeleta, que menuda “papeleta” la que tenemos por delante.

En fin, la gran incógnita, de momento, es la fecha de esas Elecciones Autonómicas. El president pide “un debate sereno” en lo que toca a la política nacional y ha dicho "que no es razonable que no haya real sobre la política autonómica”. Le doy la razón. No le gusta que “se tapen las vergüenzas de la derecha con las banderas” pero, estarán de acuerdo conmigo, que hay muchas vergüenzas que tapar también en la izquierda y que, por mucho que se estire la sábana, o las banderas, al final alguien siempre duerme con el culo al aire.

A todo esto, y para ayudar un poquito, se quedan un montón de leyes por aprobar al disolver las Cortes y convocar Generales, mientras el Gobierno aprueba por decreto el desentierro del dictador. No sé yo si no será echar un poco más de leña en la caldera de la “emergente ultraderecha”. Me uno a la petición de sensatez y serenidad del President. Y lo hago sinceramente porque puedo soportar lo de vivir a perpetuidad en clave electoral y no me gusta nada lo de vivir en pie de guerra, porque es un sinvivir.

Por cierto, para rematar con vuelta al ruedo y salida por la puerta grande, las Elecciones Generales coinciden con un puente festivo en la Comunidad Valenciana. Olé. Un final con palmas, pasodoble y corte de mangas con dos orejas y rabo.

Ferran GarridoFerran Garrido