Imagen de archivo de una cárcel de la Comunidad Valenciana
Imagen de archivo de una cárcel de la Comunidad Valenciana - ABC
Sucesos

Violadores en el banquillo: los tribunales valencianos juzgan esta semana a siete agresores sexuales

La violencia machista dispara el número de casos de ataques a mujeres que se dirimen en los tribunales

VALENCIAActualizado:

Situacione de «sometimiento y miedo», palizas, vejaciones, humillaciones y agresiones sexuales. Es la lacra de la violencia machista que sufren las mujeres y que ha disparado los juicios por este tipo de casos.

De hecho, los juzgados de la Comunidad Valenciana sientan esta semana en el banquillo a siete hombres acusados de violaciones y agresiones sexuales a otras tantas mujeres. Los delitos de connotación sexual copan el grueso de los señalamientos de las Audiencias Provinciales, que además verán otros cuatro casos de abusos sexuales cometidos contra menores de edad.

Estos son los detalles de las causas por violaciones que se juzgan entre este lunes y el viernes en los tribunales de la Comunidad Valenciana.

Paliza por celos a su pareja y agresión sexual

Así, este lunes la sección primera de la Audiencia de Valencia juzga a un hombre acusado de propinar una paliza a su pareja por celos, agredirla después sexualmente y coaccionara para que dijera en el hospital, cuando le atendieran de las lesiones, que se había caído en la bañera, de acuerdo con la información suministrada por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV).

La Fiscalía pide provisionalmente para el procesado una pena de diecisiete años de prisión y veinte días de localización permanente por los delitos de coacciones, lesiones, agresión sexual y vejaciones leves.

De acuerdo con el Tribunal Superior de Justicia, los hechos ocurrieron el 9 de diciembre de 2017 en un domicilio de la ciudad de Valencia. Según la versión de la acusación pública, el procesado golpeó por todo el cuerpo a la mujer y le arrancó incluso mechones tras exhibir una “actitud celosa y posesiva” hacia ella e insultarla porque estaba mirando el móvil. A la mañana siguiente, supuestamente, la agredió sexualmente. Más tarde, permitió a la víctima que acudiera al hospital pero le hizo grabar, según el Ministerio Público, un audio donde ella misma aseguraba que las heridas se las había producido por una caída casual en la bañera.

Violación a su inquilina

También este lunes, la sección tercera de la Audiencia Provincial de Alicante juzga a un individuo acusado de violar a su inquilina entre el 13 y el 14 de septiembre de 2016 en el municipio de Benidorm.

Según se recoge en el escrito de conclusiones provisionales de la Fiscalía, los hechos ocurrieron en una vivienda de Benidorm, cuando el acusado propuso a la víctima mantener relaciones sexuales y, ante su negativa, le propinó diversos puñetazos en la cabeza y la agredió sexualmente. El procesado se enfrenta a una petición del Ministerio Público de nueve años de cárcel y siete de libertad vigilada.

Violaciones reiteradas a su pareja menor de edad

En la misma provincia, la sección primera juzgara este martes a un joven por, presuntamente, violar de forma continuada a su pareja, una chica menor de edad, durante el tiempo que duró la relación sentimental, entre septiembre de 2014 y marzo de 2015, así como por quebrantar una vez finalizada dicha relación la orden de alejamiento impuesta por un juzgado de Elche que le prohibía acercarse o comunicarse con ella.

La Fiscalía solicita para el acusado una pena de diez años de prisión por un delito de violación y otro año por un delito continuado de quebrantamiento de condena.

Bofetadas por negarse a mantener relaciones

Ya el miércoles, la misma sección primera de la Audiencia de Alicante juzgará a otro hombre acusado de agredir sexualmente, maltratar, vejar y amenazar a su compañera sentimental.

La pareja mantuvo una relación de doce años de duración fruto de la cual tienen dos hijas menores de edad. Según relata la Fiscalía en su escrito de acusación, durante la relación fueron frecuentes las ocasiones en las que el hombre obligó a su compañera sentimental a mantener relaciones sexuales y la abofeteaba si se negaba de manera que la dejaba paralizada. Igualmente, desarrolló supuestamente conductas de violencia psíquica y física sobre la víctima, consistentes en continuas agresiones y humillaciones, de las que el Ministerio Público cita cuatro episodios concretos sucedidos entre 2011 y 2015.

La Fiscalía solicita para el acusado penas que suman deiciséis años y tres meses de cárcel por un delito de agresión sexual, cuatro delitos de malos tratos –uno de ellos habitual- un delito de amenazas y un delito leve de injurias.

Una oferta de trabajo que acaba en agresión

El próximo miércoles también arranca el juicio contra el dueño de una cafetería de Alicante, con varios antecedentes por sentencias firmes por robos violentos y delitos contra la libertad sexual, acusado de agredir sexualmente a una solicitante de asilo que había acudido al establecimiento por una oferta de trabajo anunciada por el hombre en una página web.

La Fiscalía sostiene que el acusado, para quien pide doce años de cárcel por un delito de agresión sexual, dijo a la mujer esa misma tarde del 15 de abril de 2018 que la seleccionaba para el puesto. Ambos se pusieron a realizar tareas de limpieza con las persianas del negocio cerradas y, en un momento dado, en el altillo de la cafetería el dueño forzó sexualmente a la empleada, relata el Ministerio Público.

La mujer logró avisar a través de mensajes de móvil a sus amigos, que la recogieron en la cafetería y la llevaron a continuación a denunciar lo ocurrido en una comisaría.

Violación en la cabina del camión

Un nuevo caso se verá en la Audiencia de Alicante el próximo jueves, cuando la sección primer juzgará a un hombre acusado de agredir sexualmente a su pareja y maltratarla de forma habitual. Según el escrito de acusación de la Fiscalía, el procesado, que ya había sido condenado por maltratar a la víctima, había generado en ella “una situación de sometimiento y miedo”.

Así, entre julio de 2016 y junio de 2017, la golpeó supuestamente en diversas ocasiones, tanto en el domicilio común, en la localidad de Santa Pola, como en el camión que el procesado conducía, durante viajes a diferentes países europeos en los que ella le acompañaba. En uno de esos viajes, según el Ministerio Público, violó a su compañera en la cabina del vehículo. La Fiscalía pide para el procesado quince años de cárcel por un delito de agresión sexual, un delito de malos tratos habituales y otros tres de carácter ocasional.

Agresión sexual a una compañera de trabajo

También el próximo jueves, pero en la sección segunda de la Audiencia Provincial de Castellón comenzará el juicio contra un hombre acusado de violar a su compañera de trabajo en la recogida de la aceituna. Los hechos ocurrieron en la partida rural de Rosell el 15 de mayo de 2017, cuando el procesado se dirigió a la mujer, con la que trabajaba a solas ese día, y le propuso relaciones sexuales. Ella le dijo que le dejara en paz y el hombre, según la Fiscalía, la forzó sexualmente tras amenazarla de muerte tanto fuera como dentro de la furgoneta del trabajo. El Ministerio Público solicita por estos hechos para el reo diez años de cárcel por un delito de agresión sexual.