Vicente Ordaz - El Faro

Las playas del tripartito

«Que la imagen de la Comunidad Valenciana a nivel nacional se esté yendo al garete parece no ser problema para Joan Ribó»

Vicente Ordaz
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Menos mal que el turismo es la mayor fuente de ingresos para la Comunidad Valenciana. Menos mal que los gobiernos autonómicos y municipales, todos ellos progresistas, se hartan de explicar la importancia del medio ambiente, la arquitectura bioclimática, cómo preservar la naturaleza, nos dicen que no cojamos el coche y sí la bicicleta, que fomentemos los huertos urbanos, que el reciclaje debe ser el centro de nuestras vidas. Y después de todo eso, va y resulta que, a la hora de redactar este artículo, sigue habiendo playas cerradas en Valencia por vertidos fecales, y hasta en nueve se ha prohibido el baño en el último mes en la ciudad y alrededores.

Después de ese tiempo, ni el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Valencia, ni el de los municipios afectados, ni por supuesto el de la Generalitat, han sido capaces de dar una explicación a la causa de los vertidos. En el Consistorio de la capital su problema real es cómo PSPV y Compromís se reparten las concejalías y quién tendrá cada cargo durante los próximos cuatro años. Que las playas estén hechas un asco en la temporada más alta de turismo, que los hosteleros estén «palmando» ingresos y que la imagen de la Comunidad Valenciana a nivel nacional se esté yendo al garete parece no ser problema para Joan Ribó y su equipo.

Imagen tomada este jueves en la playa de la Malvarrosa de Valencia
Imagen tomada este jueves en la playa de la Malvarrosa de Valencia - EFE

En el Consell este problema no lo tienen. Ya se repartieron los cargos, a razón de 84 Direcciones Generales, veintinueve Secretarías Autonómicas y 12 doce Consellerias que ya tienen nombre y apellido. Pero aún así y para este tema, al parecer no les da. Paula Tuzón, secretaria autonómica de Emergencia Climática y Transición Ecológica, ojo al nombrecito, declaraba esta semana ante los medios que «iban a ver si había una fisura en el emisario de Vera». Horas ante, en Copem Manuel Aldaguer, director general de Agua de la Generalitat decía que «el problema de fondo son los vertidos de las casas diseminadas». En resumidas cuentas, era mas rápido salir y decir «no tenemos ni idea, y en un mes no nos hemos puesto». Tras todo esto, algo tendrá que ver que la responsable de la Conselleria sea Mireia Mollà, den un vistazo a su curriculum y encontrarán algunas respuestas.

Lo que ya no pueden hacer es empelar la muletilla de la que el tripartito ha tirado en los últimos cuatro años “la culpa es del PP, de los pufos, de la herencia, de la corrupción”, no. La culpa es suya, y solo suya. Por no gestionar, por no saber y por ni siquiera intentarlo. Hemos tardado menos de un mes en ver las costuras de algunos de los más refutados miembros del Consell, y por quedan sólo cuatro años, que a alguna en la gestión que no la política, se le van a hacer eternos.

Vicente OrdazVicente Ordaz