Un candado destrozado por los vándalos en una de las vallas del Mas de Gormaget
Un candado destrozado por los vándalos en una de las vallas del Mas de Gormaget - @AjuntamentAlcoi
Alcoy (Alicante)

Una veintena de jóvenes vándalos arrasan un centro de carga de agua para incendios

Los sospechosos han reventado vallas, candados, tejas y han lanzado objetos a la balsa

VALENCIAActualizado:

Agentes de la Policía Local de Alcoi (Alicante) han identificado a una veintena de jóvenes como presuntos autores de actos vandálicos en las instalaciones para la prevención de incendios forestales en el Mas de Gormaget, con la rotura de las vallas de seguridad, rotura de candados, tejas y lanzamiento de objetos a la balsa.

El Departamento de Emergencias y Protección Civil, junto al Departamento de Medio Ambiente, han adecuado un espacio para la prevención de incendios forestales en el Mas de Gormaget. Los trabajos han consistido en una zona con una helisuperfície, varios puntos de toma de agua para vehículos de bomberos y una balsa adecuada para captación de agua con helicóptero para la extinción de incendios, ha señalado el Ayuntamiento de la localidad en un comunicado.

Durante el verano, se detectaron actos vandálicos en estas instalaciones con la rotura de las vallas de seguridad, rotura de candados, tejas y lanzamiento de objetos a la balsa, de los cuales se dio parte a las autoridades pertinentes para que se hiciera la consecuente investigación.

Los agentes han identificado a los presuntos autores. Se trataría de una veintena de jóvenes a los que se ha abierto un expediente sancionador por incumplimiento de la Ordenanza Municipal de Higiene Urbana. Este incumplimiento está sancionado como falta grave, por lo que puede suponer una sanción de entre 750 y 1.500 euros.

El concejal de Transición Ecológica, Jordi Silvestre, ha destacado que estos actos de vandalismo «no solo afectan a los bienes que se tienen que reparar, y que tenemos que pagar entre todos, sino que también ponen en peligro la integridad de los causantes».

«No podemos olvidar que este tipo de instalaciones son utilizadas por los medios de extinción y, por lo tanto, que no estén en condiciones también puede afectar nuestro entorno y a la seguridad de todos en el supuesto de que haya un incendio forestal. Apelamos al civismo y pedimos la colaboración de todas y todos, para que estos actos no se repitan», ha subrayado el edil.