Imagen de los efectos provocados por la riada de 1957 en Valencia
Imagen de los efectos provocados por la riada de 1957 en Valencia - ARCHIVO ABC
Sociedad

Valencia agradece a Murcia su ayuda en la riada de 1957

La Catedral de la capital de la región vecina alberga actos para conmemorar el sesenta aniversario de la tragedia

VALENCIA Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La Catedral de Murcia ha organizado para la próxima semana distintos actos para conmemorar el 60 aniversario de la “riada” de Valencia en octubre de 1957 y la ayuda que prestó entonces la población murciana tras aquellas inundaciones que provocaron 81 muertos y numerosos daños en la ciudad del Turia.

Entre los actos previstos, en los que participará la Hermandad de Seguidores de la Virgen de los Desamparados de Valencia, está prevista una misa solemne y una ofrenda de flores el próximo 6 de septiembre a la patrona de Murcia, la Virgen de la Fuensanta, que lucirá ese día el anillo episcopal que subastó en 1957 el entonces arzobispo de Valencia, monseñor Marcelino Olaechea, en un programa de Radio Juventud de Murcia para ayudar a los afectados.

Después de la riada, “ Murcia se volcó en su ayuda a Valencia y a todos los damnificados por la inundación y canalizó numerosas ayudas del resto de España, por eso se puso el nombre de su patrona, la Virgen de la Fuensanta, al barrio y a la parroquia construidos en la capital valenciana tras la catástrofe”, han indicado fuentes de los Seguidores.

Por este motivo, la conmemoración del 60 aniversario de la riada, que tendrá lugar el próximo miércoles, 6 de septiembre, en la Catedral de Murcia a partir de las 19 horas, se realizará ante la imagen de la Virgen de la Fuensanta “que llevará, ese día, el anillo episcopal que el entonces arzobispo de Valencia, monseñor Marcelino Olaechea, subastó a favor de los damnificados”, han añadido.

Además, monseñor Olaechea donó a la subasta su bastón ceremonial y anillos que le regalaron tras ceder el suyo, abrió el Palacio Arzobispal para acoger a centenares de personas que se quedaron sin hogar y, posteriormente, el antiguo seminario, actual sede de la Facultad de Teología de Valencia, que acogió a más de 1.200 refugiados y visitó los barrios más afectados de la ciudad acompañado por un médico.

También el cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, subrayó la importancia de monseñor Olaechea y sus “gestos” después de la riada, en la clausura del congreso organizado el pasado mes de febrero por la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) en Valencia en torno a quien fue titular de la archidiócesis entre 1946 y 1966. Al respecto, el Cardenal aseguró que “ una evangelización es enseñar el arte de vivir y él nos lo mostró con gestos que realmente nos sorprenden como la subasta -que tuvo lugar en Murcia- de su anillo episcopal y su cruz pectoral después de la riada” para recaudar fondos para los damnificados.

Para recordar el papel que desempeñó el prelado tras la riada, en los actos que se celebrarán en Murcia, “la imagen de la Virgen de la Fuensanta llevará el anillo de oro que cedió monseñor Olaechea para la subasta”, según las mismas fuentes, que han recordado que el Museo Mariano de la Basílica de la Virgen de los Desamparados (MUMA) expone el anillo de hojalata con el que el Arzobispo sustituyó temporalmente la pieza subastada.

Precisamente este anillo de hojalata fue devuelto al Arzobispado de Valencia hace cuatro años por un matrimonio valenciano que había pujado en la subasta de 1957 por el anillo episcopal de monseñor Olaechea “y, aunque llegó a ofrecer un millón de pesetas por él, no pudo conseguirlo”. Meses después, el matrimonio adquirió “por esa misma cantidad de un millón de pesetas el anillo de hojalata con el que el prelado había sustituido el anillo subastado”, dinero que entregó a monseñor Olaechea, que también lo donó a los damnificados.

Los actos del próximo 6 de septiembre, que darán comienzo a las 19 horas, consistirán en la novena en honor a la Virgen de la Fuensanta, misa solemne y una ofrenda de flores a la patrona de Murcia a cargo de los Seguidores de la Virgen y de la Hermandad de Caballeros de la Fuensanta, han señalado los propios Seguidores.

Posteriormente, la comitiva valenciana visitará el Museo de la Catedral de Murcia “donde se expone el traje que la ciudad de Valencia regaló a la Virgen de la Fuensanta como agradecimiento” y después tendrá lugar una conferencia “sobre la riada y todo lo que supuso la ayuda de Murcia”, han subrayado.

Por su lado, también la imagen peregrina de la Virgen de los Desamparados visitó el barrio valenciano de la Fuensanta el pasado mes de febrero, a petición de su parroquia, con motivo del 60 aniversario de la fundación del barrio, tras la riada, con viviendas para acoger a los damnificados, locales industriales, colegios y el templo parroquial