Imagen de archivo de Bernd Knöller - MIKEL PONCE

TwitterHabla el dueño del Riff sobre las setas: «El producto cumplía con todas las garantías de calidad»

Bernd Knöller asegura que su restaurante no está siendo objeto de investigación por la muerte de una clienta

VALENCIAActualizado:

«Trabajamos por ofrecer el mejor producto, y éste cumplía con todas las garantías de calidad pertinentes». El propietario del Restaurante Riff, Bernd Knöller, ha asegurado que su establecimiento no está siendo objeto de investigación por la muerte de una clienta.

Según ha recalcado en su cuenta oficial en una red social, "el juzgado está investigando la causa de su fallecimiento, sin que hasta el momento exista relación de causalidad entre su muerte y la comida en el restaurante".

La Generalitar investiga el origen de 30 los casos de intoxicación alimentaria detectados a mediados de este mes de febrero entre los clientes del Restaurante Riff de Valencia, entre ellos una mujer de 46 años que falleció en su domicilio.

Sobre el origen de las colmenillas que se sirvieron en su restaurante y que están siendo analizadas por Sanidad por si pudieron ser las causantes de la intoxicación, Knöller precisa que compraron "las setas a un distribuidor legal autorizado en León, igual que otros muchos restaurantes de España. En ningún caso las hemos comprado en China".

"Trabajamos por ofrecer el mejor producto, y éste cumplía con todas las garantías de calidad pertinentes", ha asegurado el dueño del Riff, que añade que la Conselleria de Sanidad "aún no ha aclarado cuál es el origen de la intoxicación y estamos a la espera de que nos den alguna información concluyente".

Knöller ha indicado finalmente que si el RiFF sigue cerrado "no es por razones legales, sino por voluntad propia. Y seguirá así hasta que la Consellería de Sanidad concluya su investigación sobre el origen de la intoxicación".