La comarca de los Serranos sufre importantes problemas de hundimientos. ABC

Tuéjar convive con los hundimientos provocados por el yeso del subsuelo

La configuración del terreno de Tuéjar resulta altamente inconsistente por la gran cantidad de yeso que se encuentra en el subsuelo. Además, se ubica en una zona de presión y confluencia entre la Cordillera Ibérica y la Costero- Catalana. El resultado es que los desprendimientos y hundimientos del terreno son constantes y por ello la Diputación ha tenido que realizar actuaciones urgentes.

VALENCIA. Manuel Conejos
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Los 1.311 habitantes del pueblo de Tuéjar, en la comarca de Los Serranos, han aprendido a convivir con la inestabilidad del terreno que se asienta bajo ellos.

Fuentes de la Diputación consultadas por ABC argumentan esta inestabilidad por la gran componente de yeso en el subsuelo. Este material evoluciona en constante movimiento y la mayor parte de la localidad se encuentra asentada sobre estas arcillas y yesos.

El borde perimetral de la localidad está cerrado por carbonato magnésico que es muy estable, pero se ha fracturado y provoca que las arcillas emigren por esos huecos.

ACTUACIONES URGENTES

La Diputación de Valencia ha tomado cartas en el asunto y los técnico del área de Medio Ambiente han comenzado a realizar actuaciones en diferentes zonas del pueblo que necesitaban de la contención de bloques o taludes desprendidos.

La primera actuación destacable se produjo en pleno periodo festivo del pueblo en el año 1989. Era el mes de diciembre y la plaza de Toros portátil montada para la ocasión apareció totalmente destrozada porque le cayó un bloque enorme de piedra.

Fue el resultado del periodo húmedo (87-92) que acumuló mucha agua en el subsuelo y facilitó la fractura del mismo y el desplazamiento del yeso. Ese mismo mes se realizaron actuaciones en la plaza del pueblo y en el edificio municipal.

SE HUNDIÓ UNA CALLE

En 1991 la zona afectada fue la piscina municipal, ya que un talud inestable provocó la caída de numerosas piedras sobre este área. Los técnicos procedieron a sujetarlo con jardineras.

Más reciente, en el año 1996 se produjo la rotura de un muro de contención y destrucción de bloques que amenazaba la casa del guarda forestal.

En 1999 el turno le tocó a una calle céntrica de la localidad que se hundió casi totalmente y dejó al descubierto unas cuevas de cristal muy inestable que amenazaban a un edificio contiguo. Hubo que rellenarlas con hormigones especiales a los que el yeso no ataca.

DEPÓSITO DE AGUA

Ya este año, y cuando parecía que la erosión se tomaba un respiro, se detectó un gran agujero a la salida del pueblo que también fue rellenado para evitar que se produjeran desgracias personales.

Actualmente, los equipos de la Diputación están trabajando en cohesionar la zona del depósito de agua de la localidad que podría desplazarse sustancialmente por los movimientos del subsuelo.

El departamento técnico de la Diputación de Valencia está trabajando igualmente en remover tierras y conseguir una mayor estabilidad de las mismas. Y es que los habitantes de Tuéjar, quieren construir en terrenos heredados a través de sus familias en zonas que resultan problemáticas.

EDIFICACIONES ARRIESGADAS

Los taludes en cuesta son los más inestables por su tendencia a ir hacia abajo, pero también son los preferidos para realizar edificaciones, lo que obliga a los técnicos de la Diputación a realizar estudios previos del terreno para tomar medidas preventivas y evitar daños estructurales en las construcciones.