Tres heridos graves al incendiarse una residencia de ancianos por una colilla

R. G.VALENCIA. Una residencia de ancianos de gestión privada situada en la localidad de Utiel registró ayer un incendio que pudo desencadenarse a raíz del descuido de uno de los ancianos residentes

Actualizado:

R. G.

VALENCIA. Una residencia de ancianos de gestión privada situada en la localidad de Utiel registró ayer un incendio que pudo desencadenarse a raíz del descuido de uno de los ancianos residentes con un cigarro.

Las alarmas, según informa el Centro de Coordinación de Emergencias, saltaron a las 16.47. A esa hora una llamada al 1.1.2 alertaba del fuego que se había desencadenado en la residencia Reyes Católicos de esta localidad del interior de Valencia.

Tres internos, con edades comprendidas entre los 70 y los 100 años, sufrieron heridas de gravedad como consecuencia de las llamas. Varias personas tuvieron que ser atendidas por inhalación de humo, aunque no requirieron hospitalización.

La llamada al teléfono de emergencias la realizó una trabajadora del propio centro, que fue desalojado por el personal de la propia residencia antes de que llegaran los efectivos del Consorcio de Bomberos, procedentes de los parques de Requena y Sinarcas, de la Policía Autonómica, Guardia Civil y medios santiarios.

En total fueron evacuados 59 internos. De algunos de ellos se hicieron cargo sus familiares: otras fueron trasladados a otra residencia de la misma localidad o alojados en viviendas de algunos vecinos.

Una vez extinguido el fuego y aireadas las intalaciones, los ancianos evacuados regresaron a la residencia Reyes Católicos, asistida ayer por una docena de religiosas.

Según las primeras investigaciones, el incendio se declaró en un sofá de la sala para fumadores, ubicada en la planta baja de las tres con las que cuenta el inmueble, como consecuencia de una colilla mal apagada.

El anciano más grave, Ángel A.O., de 71 años, fue traladado en un helicóptero de la Generalitat desde el hospital de Requena, en el que fue atendido en primera instancia, a la Unidad de Quemados del hospital La Fe de Valencia, dada la importancia de las lesiones que sufrió.

En el Hospital de Requena ingresaron también Esperanza I., de 84 años, por quemaduras e inhalación de humo, y Ana Fe G., de 100 años, por inhalación de humo. Ambas fueron derivadas con posterioridad a La Fe en ambulancia, puesto que su estado revestía menos gravedad.

Hasta el lugar del siniestro se desplazó la consellera de Bienestar Social, Alicia de Miguel, y el director general de Interior, Pedro Hidalgo. Aunque todos los indicios apuntan a que el incendio tuvo su origen en una colilla mal apagada, Bienestar Social ha anunciado que abrirá un investigación.

E.MANZANA

Uno de los ancianos de la residencia atendidos