Tres alcaldes admiten que sancionaron a sus ayuntamientos por vertidos

L. S.ALICANTE. Los alcaldes de Almoradí, Benejúzar y Redován reconocieron hoy ante el juez que sus consistorios fueron sancionados por la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) entre 1999 y 2002

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

L. S.

ALICANTE. Los alcaldes de Almoradí, Benejúzar y Redován reconocieron hoy ante el juez que sus consistorios fueron sancionados por la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) entre 1999 y 2002 por irregularidades en los vertidos al cauce público a través de los sistemas de depuración de agua que utilizaban.

Ellos y otros catorce alcaldes más de localidades de la Vega Baja declararon ayer como testigos durante la quinta sesión del juicio de la Audiencia de Alicante, con sede en Elche, por consentir vertidos ilegales al río Segura antes del año 2002. Están acusados once empresarios de Orihuela, Callosa del Segura y Redován, antiguos presidentes de la CHS y un comisario de Aguas. La Fiscalía pide penas que suman 26 años de cárcel y multas por valor de 140.400 euros.