La tasa de bebés prematuros se duplica por la madurez de las madres

Actualizado:

R. CARRIÓN

VALENCIA. La tasa de bebés prematuros en la Comunidad Valenciana se ha duplicado en los últimos quince años, al pasar de un 4,8% en 1993 a 8,8% en 2007, últimos datos registrados. Esta misma tendencia se contempla en el caso específico del Hospital Universitario La Fe, donde el número de nacidos prematuros aumentó de un 6,5% en 1993 a un 13,1% en 2007, cifra que se mantiene en la actualidad, según datos facilitados por la Generalitat.

La elevada edad de la madre, fruto de los actuales estilos de vida, es uno de los factores básicos que afecta a la prematuridad de los bebés, junto con hábitos poco saludables como el tabaquismo, el sobrepeso, la malnutrición, la rápida sucesión de embarazos o embarazos múltiples, entre otros.

Asimismo, las técnicas de reproducción asistida, a las que mayoritariamente recurren mujeres maduras, también conllevan por sí mismas este tipo de riesgos.

No obstante, y a pesar del aumento general de la tasa de prematuros en la Comunidad, también es cierto que la mortalidad de estos bebés se ha reducido drásticamente. En el caso de los nacidos con peso inferior a 1 kilo, la mortalidad ha pasado de un 90% en los años ochenta a un 20% en la actualidad, por lo que hoy en día la mayoría de estos niños son viables gracias a los avances de la ciencia.

El parto prematuro, considerado aquel que se produce antes de la 37 semana de gestación, es la principal causa de mortalidad neonatal. Asimismo, cuando la prematuridad es extrema (por debajo de 28 semanas) puede asociarse a déficit neurológico. Estudios internacionales concluyen además que un niño de cada tres con alteraciones visuales y uno de cada dos con parálisis cerebral es prematuro.