Imagen de Rita Corbín y Rita Barberá tomada en noviembre de 2016 en Madrid
Imagen de Rita Corbín y Rita Barberá tomada en noviembre de 2016 en Madrid - ABC
Valencia

La sobrina predilecta de Rita Barberá, en las listas de Vox

Abogada de profesión, Rita Corbín Barberá se perfila como candidata del partido de Santiago Abascal en Valencia

VALENCIAActualizado:

Rita Corbín Barberá acompañó a su tía en la última aparición pública de la que fuera alcaldesa de Valencia durante veinticuatro años. Dos días después, el 23 de noviembre de 2016, Rita Barberá falleció. Ambas compartían algo más que el nombre y el apellido. La joven letrada fue uno de los principales apoyos de Barberá en sus momentos más difíciles. Abogada de profesión, la hija de Asunción Barberá, conocida como Totón, jefa de Gabinete en el Ayuntamiento de Valencia bajo el mandato de la histórica dirigente del Partido Popular, ha decidido dar el salto a la política. Sin embargo, no se ha decantado por la formación de la que fue fundadora su tía. Corbín se afilió el año pasado a Vox.

[Los nombres (y los candidatos) de Vox en Valencia]

Según detallan fuentes oficiales del partido a ABC, la formación que preside Santiago Abascal cuenta con ella para formar parte de las candidaturas a las próximas elecciones. Todavía resta por despejar la incógnita de si integrará la lista para las autonómicas o si su histórico apellido se escribirá en la papeleta para el Ayuntamiento de Valencia, que su tía gobernó entre 1991 y 2015. La sobrina de Barberá nunca ha sido militante del Partido Popular. Pese a ello, los dirigentes de Vox -que han reivindicado la figura de la que fue catalogada como la «alcaldesa de España»- prefieren no situarla como cabeza de cartel. Se trata de marcar distancias con uno de sus principales rivales en las urnas y no ofrecer la sensación de que se recurre a la «marca PP» para captar votos.

Una letrada de «gran valía»

Con todo, la dirección de Vox considera a Rita Corbín una persona de «gran valía». Licenciada en Derecho, forma parte del Turno de Oficio; desde hace nueve años trabaja como letrada externa para Bankia en la gestión de procedimientos para la recuperación de deuda; y forma parte del despacho familiar de abogados. Su padre, José María Corbín, también es militante de Vox y asistió al último acto protagonizado por Santiago Abascal en Valencia, donde se recordó el legado de Barberá. Sin embargo, a diferencia de su hija, no está previsto su salto a la política activa. El pasado mes de diciembre, poco después de que trascendiera que había pasado a engrosar las filas de Vox, Rita Corbín emitió un comunicado -que firmó prescindiendo de su mediático segundo apellido- en el que sostenía que «como militante de base estoy a disposición incondicional del partido».

La joven letrada explicaba entonces que «es el partido el que marca los tiempos políticos» y que «nada se ha dicho respecto a la elaboración de listas y candidaturas». Efectivamente, Vox no despejará las dudas sobre la composición de su cartel electoral para los comicios autonómicos y municipales hasta el mes de marzo, pero sus dirigentes ya han reservado un lugar de privilegio para la considerada como la «sobrina predilecta» de Rita Barberá, con quien compartía mucho más que el nombre de pila.

Rita Corbín acompañó a su tía en uno de los trances más duros de su vida. Fue el 21 de noviembre de 2016. La entonces senadora ya había abandonado las filas del Partido Popular y acudió a declarar en el Tribunal Supremo en calidad de investigada en el marco de una causa abierta por presunto blanqueo de capitales en el seno del grupo popular en el Ayuntamiento de Valencia bajo su mandato. A los dos días falleció en un céntrico hotel de la capital de España.

El «pilar de la familia»

Rita Barberá no se casó ni tuvo hijos, pero era el «pilar» de su familia. En el estado de WhatsApp de su sobrina se puede observar una foto de una joven Barberá junto a ella el día de su primer cumpleaños. Todos la echan mucho de menos. De hecho, la que fuera durante cerca de un cuarto de siglo alcaldesa de la tercera capital de España ejercía en su vida privada una suerte de «matriarcado» en torno a sus tres hermanas, sus cuñados y sus siete sobrinos. Una de ellas, Rita Corbín, seguirá su estela en el mundo de la política,aunque lejos del Partido Popular.