Renfe habilita el «billete-smartphone» para el AVE

La nueva aplicación entrará en funcionamiento a partir del próximo verano

ABC
VALENCIA Actualizado:

Renfe permitirá acceder y viajar en los trenes AVE y de Media Distancia con billetes portados en dispositivos de 'smartphone' a partir del próximo verano, según indicaron a Europa Press fuentes de la compañía. De esta forma, los usuarios de smartphone podrán acceder a estos trenes sin imprimir el billete, con el código de barras que porten en este dispositivo móvil. Con esta iniciativa, Renfe refuerza su estrategia de avanzar en la innovación y el uso de las nuevas tecnologías para facilitar el viaje en tren y atraer viajeros al ferrocarril. En concreto, en virtud del nuevo sistema, aquellos pasajeros que adquieran sus billetes de tren por Internet y que sean titulares de un smartphone, en vez de imprimirlo podrán optar por recibir en su dispositivo un código de barras o BIDI.

El viajero podrá acceder al tren y validar su plaza tan sólo con este código. Según indicaron las mismas fuentes, este sistema de validación de billetes a través de dispositivos móviles está siendo actualmente probado por los empleados de Renfe, con el fin de habilitarlo de forma comercial "este verano". Renfe vende actualmente a través de Internet un tercio del total de sus billetes de tren. Otra tercera parte se comercializa en las taquillas de las estaciones y el otro, a través de agencias de viajes. Con el fin de potenciar la venta 'online', la operadora suprimió recientemente la comisión del 2,75% con que hasta ahora gravaba la compra de billetes de tren por Internet.

BILLETES INTEGRADOS

Asimismo, y con el mismo fin de potenciar la demanda de viajeros de tren, Renfe reestructurar los servicios para facilitar las conexiones y trasbordo de trenes, y poder así vender los anunciados 'billetes integrados', que permiten enlazar viajes en dos trenes distintos. En concreto, y según las mismas fuentes, coincidiendo con el ajuste de horarios de verano que la operadora realizará el próximo 17 de junio, Renfe prevé interconectar un total de 33 rutas de trenes de media y larga distancia, lo que permitirá realizar 100 servicios integrados.

Los trenes AVE-Larga Distancia de Renfe transportaron 22,83 millones de viajeros durante 2011, un 2,9% más respecto a 2010, lo que supuso el primer incremento desde 2008 y que este servicio ganara pasajeros por primera vez desde el inicio de la crisis. En total, Renfe transportó el pasado año a 468 millones de viajeros, un 3% más que en 2010, con lo que la operadora se anotó el primer aumento de pasajeros desde 2007.