Imagen de los expedientes judiciales apilados en el suelo
Imagen de los expedientes judiciales apilados en el suelo - ABC
COMUNIDAD VALENCIANA

Sillas rotas, estanterías de ladrillo y expedientes en el suelo: así funcionan los juzgados valencianos

El CSI-F urge a la Generalitat a resolver las carencias y emplear material que sigue precintado en un almacén

VALENCIAActualizado:

Sillas rotas, expedientes apilados en el suelo y estanterías improvisadas con ladrillos mientras el mobiliario nuevo sigue a la espera de que alguien lo despreciente. El sindicato CSI-F ha urgido a Conselleria de Justicia a que los trabajadores de los juzgados de Massamagrell puedan disponer del mobiliario nuevo almacenado en un despacho. La central sindical recuerda que los empleados públicos de este partido judicial guardan expedientes en armarios improvisados con ladrillos y baldas por falta de estanterías. También, que se sientan sobre sillas rotas.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI•F) explica que Conselleria adquirió mobiliario para el juzgado número cuatro, que teóricamente tenía que abrirse hace más de cinco años. No obstante, al paralizarse su apertura, lo precintó y guardó en un despacho. Han ido pasando los años y continúan precintados esos muebles en perfecto estado mientras los juzgados uno, dos y tres se hallan saturados de expedientes.

Imagen de las estanterías improvisadas con ladrillos
Imagen de las estanterías improvisadas con ladrillos - ABC

CSI•F relata que en los tres juzgados actuales algunos empleados realizan su labor en sillas rotas, y que incluso recogen mobiliario que encuentran en la calle para colocarlo en las salas multiusos y archivar expedientes. Mientras, contemplan cómo en una sala contigua va envejeciendo un mobiliario nuevo y desaprovechado.

La central sindical reclama que puedan utilizarse las estanterías precintadas del juzgado cuatro para aliviar la saturación de los expedientes en los otros juzgados. En todo caso, avisa que se trata de una solución provisional, ya que la definitiva consiste en la apertura de ese cuarto juzgado y, hasta entonces, en reforzar con personal los tres existentes para poder prestar el servicio adecuado a los usuarios.

En la misma línea, la central que preside Daniel Matoses exige a la Conselleria de Justicia que amplíe con urgencia las dependencias de los juzgados de Ontinyent. La central sindical destaca, entre las deficiencias actuales, la falta de estanterías para archivar expedientes, que ocasiona que estos se encuentren apilados en los pasillos. También alerta de la diminuta sala de espera del juzgado número tres, que provoca que compartan espacio víctimas y detenidos.

Imagen del mobiliario que permanece precintado
Imagen del mobiliario que permanece precintado - ABC

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI•F) explica que el partido judicial de Ontinyent, compuesto por cuatro juzgados repartidos en tres inmuebles, se caracteriza por espacios reducidos y abarrotados de expedientes y de piezas de convicción. Esta circunstancia se produce especialmente en los juzgados dos y tres de Primera Instancia e Instrucción. En este contexto prolifera igualmente la suciedad.

CSI•F señala que en el juzgado número tres la sala de espera consiste en un rellano con dos sillas instaladas al lado de sendos escalones. En este reducido espacio se juntan menores con detenidos o con víctimas de violencia sobre la mujer que se hallan a escasos metros de sus agresores. Mañana, por ejemplo, tendrán lugar hasta nueve vistas. El juzgado número tres también lleva los asuntos de violencia sobre la mujer.

El sindicato destaca que esta situación contrasta con el nuevo modelo de oficina judicial con expedientes digitales que quieren implantar el Ministerio y la Conselleria de Justicia. CSI•F urge a acondicionar el local y a habilitar una sala de espera mucho más extensa, además de ampliar el juzgado número tres y dotarlo de las estanterías necesarias.