Imagen de la acción contra un autobús turístico en Valencia difundida por Arran - ABC
Política

Los separatistas de Arran extienden a Valencia su campaña contra el turismo

La organización independentista despliega una pancarta en una autobús en pleno centro de la capital del Turia

VALENCIAActualizado:

Los ataques de grupos separatistas catalanes a objetivos turísticos se extienden a Valencia. Así, dos miembros de la organización juvenil Arran, próximos han irrumpido este lunes en un bus turístico de València y han colgado una pancarta con el mensaje 'Paremos la masificación turística en los países catalenes' cuando el bus estaba detenido en el paseo de la Alameda, pocas horas de irrumpir en otro bus de estas características en Barcelona.

En un comunicado, la organización ha explicado que han hecho una "acción reivindicativa contra el modelo turístico" en un autobús, donde han lanzado dos botes de humo en la parte superior del vehículo, que está descubierta.

Así, mediante un comunicado, han destacado que el año pasado ya ocuparon simbólicamente un piso turístico gestionado por AirBnB en Ciutat Vella y este año han comenzado "las movilizaciones en la capital valenciana con una acción en el bus turístico". "En las próximas semanas, se esperan más acciones por todo el país", ha agregado.

Desde la organización han considerado que "el modelo turístico en el País Valencià, al igual que en el conjunto de los 'Països Catalans', está comportando un aumento de los precios del alquiler en las ciudades, en especial en València".

"Paralelamente, genera un trabajo absolutamente precarizado, que buena parte asumen las personas jóvenes y a menudo sin contrato, sin horarios fijos, y cobrando sueldos pésimos", han destacado.

El 19 de junio de este año, activistas de esta organización arrancó su campaña '#capitalismofòbia' encadenándose al dragón del Park Güell de Barcelona, y proponía expropiar a las principales empresas y activos turísticos y prohibir de forma inmediata la actividad de las empresas relacionadas con pisos turísticos.

En un comunicado, la Federación de Empresarios de Hostelería de Valencia (FEHV) y la Unión Hotelera de la Provincia de Valencia han expresado que Valencia "es una ciudad hospitalaria, abierta y democrática donde no caben actos tan lamentables como el acontecido hoy".

Los empresarios consideran necesario que todos los partidos políticos y especialmente el alcalde, Joan Ribó, como máximo representante del consistorio, condenen este hecho y que la administración "actúe de manera contundente contra este acto vandálico vinculado con la turismofobia, que no es más que una expresión de xenofobia".

Condena de Sandra Gómez

La primera teniente de alcalde del Ayuntamiento, Sandra Gómez, ha condenado este ataque a los intereses turísticos a través de las redes sociales.

Según las dos organizaciones empresariales, "la turismofobia está directamente ligada a la aparición y eclosión de pisos turísticos ilegales, cuya actividad tienen un efecto directo en la convivencia ciudadana y en el mercado de la vivienda", y por ello piden también "medidas efectivas en la defensa de los alojamientos legales y reglados".

Tanto la FEHV como la Unión Hotelera han reivindicado "el papel del turismo como sector estratégico de la economía, generador de empleo y de riqueza" paraValencia y el conjunto de la sociedad.