Isabel Bonig, Eva Ortiz y Vicente Betoret, en las Cortes Valencianas
Isabel Bonig, Eva Ortiz y Vicente Betoret, en las Cortes Valencianas - ROBER SOLSONA
Política

Un sector del PPCV convoca una cena al margen de la dirección en pleno debate sobre el congreso regional

A la cita podrían acudir Margallo, Agramunt, Camps, Betoret o Elio Cabanes, mientras la cúpula pide no centrarse en cuitas internas

VALENCIAActualizado:

El debate en el seno del PP valenciano sobre la posibilidad de adelantar el congreso regional previsto para 2021 se encuentra cada vez más extendido de forma evidente. La dirección de Isabel Bonig tiene claro que no existen razones para ello, tal como ha reiterado ella misma en diversas ocasiones y hacía este lunes su número dos, Eva Ortiz. Voces internas, sin embargo, apuntan a que anticipar el cónclave -tal vez al próximo año- podría ser una de las intenciones de Génova. Y la misma opinión está extendida entre los críticos con la líder, que lo reclaman incluso de forma inmediata (antes de final de año).

En mitad de esta controversia, un sector del partido ha convocado el viernes 19 de julio una cena al margen de la dirección. La invitación va circulando por Whatsapp como un encuentro entre amigos afiliados y tendrá lugar a las 21.00 horas en el restaurante La Ferradura, en Alboraya, con un precio de 30 euros. «Habrá megafonía y podrá intervenir todo el mundo. No habrá presidencia ni protocolos», se comenta en el mensaje de difusión.

Los organizadores de la cita comentan a este periódico que el objetivo será reivindicar «el orgullo y la ilusión» de pertenecer al PP y la «buena gestión» histórica que ha realizado en la Comunidad Valenciana. Pero algunas fuentes admiten que uno de los temas que previsiblemente se aborde sea el del congreso regional, además del provincial y el local de Valencia (todavía pendientes de celebrarse). En su opinión, no se ha realizado un buen trabajo por parte de la cúpula, lo que en parte -sostienen- ha desencadenado el mal resultado electoral.

Aunque se presentan como «militantes de base real», algunos rostros que podrían verse el viernes en la cena son los del eurodiputado José Manuel García-Margallo, el expresidente de la asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa y exsenador del PP, Pedro Agramunt, el expresidente de la Generalitat Francisco Camps, el diputado nacional Vicente Betoret, el concejal de la Font de la Figuera y miembro de la Ejecutiva del partido Elio Cabanes o el exdiputado nacional Juanvi Pérez, que ya comunicó en mayo que se presentaría contra Juan Ramón Adsuara para tratar de presidir el PP de Valencia provincia.

Los organizadores del evento aseguran que tanto la dirección regional como Génova son conocedores de él y que «nadie» les ha dado instrucciones contrarias a su celebración. A lo que añaden que no está «cerrado a nadie». Eso sí, no han cursado invitación a la cúpula valenciana.

«Es lo que quisieran algunos»

Eva Ortiz ha aprovechado este martes la rueda de prensa para recordar que el congreso se celebró hace dos años y que no corresponde hasta 2021 con los estatutos en la mano. «Cualquier militante que quiera incumplirlos puede tener algún problema», ha advertido.

«Es lo que quisieran algunas personas», ha dejado caer, en referencia a aquellos que tratan de debilitar el liderazgo de Isabel Bonig, a la vez que ve «lógico» que existan «diferentes sensibilidades» dentro de la formación. «Hay gente muy de derechas en el PP y otros estamos más en el centro y convivimos perfectamente y así debe ser», ha señalado.

En todo caso, ha animado a hacer oposición «hacia fuera, hacia Ximo Puig, Mónica Oltra y Pedro Sánchez» -pidiendo así no centrarse en cuitas internas-, y ha rechazado «presiones» que tienen que ver con su persona -en referencia a los rumores sobre un posible relevo-. «La presión psicológica no funciona conmigo. Estoy para trabajar y lo voy a seguir haciendo hasta que mi presidenta y mi partido decidan que no tiene que ser así. Estoy entrenada en Afganistán. Desde que entré en política hace 17 años nunca lo he tenido fácil; nadie me ha regalado nada», ha incidido.

Por el momento, nada parece que se decidirá hasta que se resuelva la situación nacional, a la espera de si tendrán lugar unas nuevas elecciones y de las formaciones de Gobierno en territorios como Madrid o Murcia.