Teo Rodríguez fue trasladado a una habitación del Hospital de Manises este jueves a la espera de tratamiento para la obesidad mórbida que padece - ROBER SOLSONA
Sociedad

Sanidad pide al joven obeso compromiso para su tratamiento

La familia asegura que Teo sigue una dieta para diabéticos en el hospital

Actualizado:

El joven de 34 años que pesa 385 kilos será previsiblemente sometido a un tratamiento en el hospital de Manises después de ingresar el pasado martes por una insuficiencia respiratoria horas después de ser dado de alta. Aunque el centro no concreta las opciones que se encuentra estudiando ni si se le realizará una operación al tratarse de datos confidenciales, la Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública de la Generalitat Valenciana explicó ayer en un comunicado que se busca la solución «más adecuada» y una «estrategia viable a corto, medio y largo plazo» para Teo Rodríguez.

Por el momento se encuentra ingresado en una habitación «ante las excepcionales circunstancias del paciente y la falta de un lugar donde recibir los cuidados adecuados necesarios con unas condiciones de confort e intimidad necesarias», destacó ayer Sanidad. El objetivo es tratar de revertir con el tiempo la situación que está atravesando después de varios ingresos durante el último mes y la polémica surgida al intentar devolverlo a su domicilio en un camión de mercancías -al no haber ninguna ambulancia en España preparada para soportar el peso del paciente- con la oposición de la familia a que abandonara el hospital.

La Conselleria, sin embargo, avisa: «Cualquier estrategia requiere sin lugar a dudas el compromiso por parte del paciente, de la familia y del entorno más próximo». Un mensaje en el que coinciden fuentes médicas consultadas por este periódico. «En el caso de este tipo de enfermedades, lo primero es saber gestionarlas y aceptarlas para asumir la responsabilidad del tratamiento», subrayan.

Sanidad insiste en que la asistencia prestada a Teo es la correcta. «Un equipo multidisciplinar está haciendo todo lo posible por ofrecer una óptima atención», señalan.

Dieta para diabéticos

Mientras, la familia, en declaraciones a ABC, cuenta su situación en el hospital. «Está consciente y más animado, todos lo estamos», admitió Paula Peralvo, la madre de Teo. Ella era una de las personas que, junto a otros familiares y amigos, se encontraba ayer junto al joven haciéndole compañía en el centro. Por ahora, la madre asegura que «el endocrino no le ha valorado» ni le ha hecho un estudio para saber cuál es el tratamiento que van a realizarle, por lo que indica que Teo sigue con el actual para tratar la retención de líquidos que padece. Además, según Peralvo, allí mantiene una dieta de alimentación adaptada a personas diabéticas: «Come pollo, paella, yogures... la comida del hospital para personas con el azúcar alto».