EL ALTET

Ryanair prevé cancelar cuatro rutas este verano y mantener suspendidas otras catorce conexiones

Michael O'Leary ha recordado que estos recortes constituyen una medida de presión para que Aena autorice a la compañía irlandesa a realizar el embarque y desembarque a pie

ABC
ALICANTE Actualizado:

Ryanair prevé cancelar cuatro rutas desde Alicante el próximo verano y mantener suspendidas otras 14 conexiones ya recortadas en la presente temporada de invierno, según ha indicado el presidente de Ryanair, Michael O'Leary, quien ha anunciado que, además, disminuirán la frecuencia en 19 rutas, 13 de la cuales ya se vieron reducidas este invierno. En un encuentro informativo ofrecido este martes en Alicante, Michael O'Leary ha recordado que estos recortes constituyen una medida de presión para que Aena autorice a la compañía irlandesa a realizar el embarque y desembarque a pie en el Aeropuerto alicantino de El Altet. Ryanair mantiene de este modo su medida de reducir el número de aeronaves de su base en El Altet, que este invierno pasó de once a dos aviones, y que para el próximo verano se quedará en cinco aparatos, seis menos que el verano pasado. Este recorte motivará la suspensión en verano de las líneas que hasta ahora volaban a Londres Gatwick, Madrid y Sevilla --y cuyas frecuencias ya se vieron reducidas este invierno--, así como la de Magdeburgo (Alemania). Así mismo, Ryanair mantendrá en verano cancelados sus vuelos a Bratislava; Brno; Doncaster; Fez; Gdansk; Humberside; Marraketch; Palma; Pisa, Poznan; Santander; Valladolid; Venecia Treviso y Zaragoza. De igual modo, en verano bajará la frecuencia en las líneas a Bérgamo, Gotemburgo y Knock, y mantendrá las reducciones impuestas este invierno en las líneas de Baden Baden; Bristol, Düsseldorf Wze; Edimburgo; Eindhoven; Frankfurt Hhn; Glasgow Pik; Cracovia; Leeds Bradford; Liverpool; Londres Stansted; Maastricht; Manchester y Estocolmo Skv. Además, en verano reintroducirá respecto al invierno --aunque con menor frecuencia que el verano pasado-- las líneas de Bournemouth, Maastricht y Oslo Trp. Michael O'Leary ha insistido en que el desencuentro con Aena se debe al cambio unilateral de las condiciones acordadas para el funcionamiento de El Altet, por las cuales Ryanair tendría que pagar dos millones de euros en concepto de tasas por el uso de las pasarelas telescópicas. Estos recortes en Alicante, según ha dicho, "no supondrán pérdidas para Ryanair, que prevé trasladar las operaciones a otros puntos" --como nuevas bases como Palma, Alemania y Polonia--, y sin embargo, supondrán para Aena una pérdida de unos 30 millones de euros anuales en beneficios para el aeropuerto alicantino.

UN MILLÓN Y MEDIO MENOS DE PASAJEROS

Además, con la reducción de once a cinco aeronaves en la base de Alicante el próximo verano, Ryanair pasará de transportar 3,5 millones de pasajeros al año a dos millones de pasajeros, un millón y medio menos de usuarios, y recortará hasta 1.500 puestos de trabajo. O'Leary ha recordado además su disposición de restablecer las rutas canceladas y reducidas en cuanto Aena consienta a Ryanair operar a pie en el Aeropuerto de El Altet como lo ha hecho durante los últimos cinco años acordaron. "No es una cuestión de seguridad, sino económica: Aena se ha gastado tanto dinero en una nueva terminal que Alicante no necesita, por cuestiones políticas, y la forma de recuperar la inversión es cobrar a las aerolíneas con este tipo de tasas", ha manifestado.