Rufete asume que reaccionó mal en la sustitución de Cádiz y acepta el castigo

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

JAVIER DOMÉNECH

VALENCIA. El centrocampista del Valencia, Francisco Joaquín Pérez Rufete, no podrá jugar los dos próximos partidos con su equipo al ser castigado por el entrenador del conjunto blanquinegro, Quique Sánchez Flores. El motivo de la sanción es el gesto de enfado que realizó el jugador de Benejúzar en el vestuario del estadio Ramón de Carranza el pasado domingo al conocer que iba a ser sustituido tras el descanso de ese partido de Liga.

Rufete quiso aclarar ayer públicamemente su postura sobre estos acontecimientos después de que el diario deportivo valenciano «Súper Deporte» desvelara ayer el castigo decidido por Quique, al mismo tiempo que daba una versión sobre los hechos ocurridos en el descanso del encuentro de Cádiz. La mencionada publicación aseguraba que el futbolista alicantino, al conocer que no saldría en la segunda parte,recriminió la sustitución al técnico «gritando y lanzando la camiseta al suelo».

El centrocampista del Valencia desmintió que actuara de esa forma. «Yo no hablo ni chillo al entrenador porque no me han educado así. Lo que sí hice es dar un golpe a una puerta con la mano. También se dice que yo tiré la camiseta, la camiseta de mi tierra, la camiseta de mi gente, pero eso es una barbaridad y no tiene sentido», dijo.

Pide perdón

Rufete reconoce que fue un error su gesto en Cádiz y afirmó que antes del entrenamiento del pasado martes ya pidió disculpas al entrenador delante de todos los integrantes de la plantilla blanquinegra. «Pido disculpas por todo lo sucedido. No me gusta ser protagonista de algo así. Al «míster», la persona afectada, le pedí disculpas y las aceptó. Estoy arrepentido, fue un error de un jugador profesional, de alguien ganador y competitivo».

Eso sí, el futbolista del conjunto blanquinegro acepta la sanción de dos partidos sin jugar -ante el Celta en Mestalla y frente al Español en Barcelona-, pero no se viene abajo por ello. «Como profesional, respeto la decisión de mi entrenador, que es el que me manda y le aplaudo, asumo mi error y voy a entrenar al 120 por ciento para demostrarle que quiero estar ahí y estar a tope cuando pasen esas dos semanas. Ahora lo que quiero es ayudar al grupo y a este equipo para volver a ser igual de grandes».

Molesto con la filtración

Lo que más ha molestado a Rufete de todo este asunto es que se filtrara a la prensa. «Desde aquí felicito -dijo con ironía- a la persona que se lleva tan bien con ese medio de comunicación porque es una buena información que puede vender o desestabilizar, pero creo que no lo va a hacer porque mis compañeros no piensan lo que se pone ahí y, al contrario, están orgullosos de tener un tío con ese carácter y ganas de tirar adelante. En el vestuario hay mucho malestar por lo que ha pasado».

El jugador de Benejúzar se siente muy a gusto en el Valencia y aseguró que no tenía problemas con Quique. «Alguien ha sacado fuera de contexto lo sucedido porque mi relación con el entrenador es buena. Me dijo que son cosas que pasan y que para adelante».