ABC  Un vagón de Euromed como los que ayer se quedaron parados por falta de suministro eléctrico
ABC Un vagón de Euromed como los que ayer se quedaron parados por falta de suministro eléctrico

Retrasos de 80 minutos en el Euromed por las fuertes tormentas de Castellón

Dos trenes Euromed que cubren el trayecto Valencia-Barcelona y Barcelona-Valencia registraron en la tarde de ayer retrasos de hasta 80 minutos debido a la falta de suministro eléctrico como

ROSA ROMERO. VALENCIA.
Actualizado:

Dos trenes Euromed que cubren el trayecto Valencia-Barcelona y Barcelona-Valencia registraron en la tarde de ayer retrasos de hasta 80 minutos debido a la falta de suministro eléctrico como consecuencia de las tormentas que se produjeron en la provincia de Castellón. Fuentes de Renfe informaron a Efe de que hacia las 17.20 horas la falta de suministro eléctrico afectó a la infraestructura de Renfe en las proximidades de Santa Magdalena de Pulpis y Castellón, donde permanecieron parados dos trenes de larga distancia, uno de ellos durante 80 minutos y el otro unos 45 minutos.

La falta de suministro también afectó, pero «solo en algunos minutos» a otros trenes que circulaban por esa vía, pero «no de forma importante», según indicaron las fuentes.

En el tren que unía Barcelona-Valencia viajaba el presidente del Partido Popular en Cataluña, Daniel Cirera, quien en una conversación telefónica con uno de sus colaboradores se ha quejó de que, después de estar más de una hora parados en medio de la vía, no habían recibido ninguna información por parte de Renfe.

Según Cirera, el tren estuvo a oscuras y sin aire acondicionado y, tras abrirse las puertas, los viajeros bajaron a la vía porque dentro de los vagones hacía mucho calor.

Desde Renfe confirmaron que a las 19.00 horas se recuperó el suministro eléctrico y se reanudó el viaje y precisaron que a los viajeros se les ofreció el servicio de cafetería y se les informó del problema.

Incendio en la Sierra de Irta

Dentro de las precipitaciones generalizadas que se produjeron ayer en la Comunidad Valenciana, el término de Benafigós, en Castellón, registró la máxima cantidad de lluvia acumulada, con 36 litros por metro cuadrado. Según el Centro Meteorológico de Valencia, también se han contabilizado cantidades similares en Benasal (30), Ibi (31) y Pinet (30).

Las lluvias, que comenzaron a caer hacia las 14.30 horas de la tarde, fueron acompañadas de fuerte aparato eléctrico, que originaron un incendio en una zona de pinar de la Sierra de Irta, en Alcocebre, que fue controlado dos horas después de su inicio.

La causa del fuego fue la caída de un rayo debido a la tormenta eléctrica registrada, que también dejó lluvias intensas en esa zona de la provincia, según confirmó el Consorcio de Bomberos de Castellón, cuyos efectivos trabajaron en colaboración con medios aéreos para la extinción. El incendio se inició a las 17.14 horas y quedó controlado a las 19.30 horas, aunque, al cierre de esta edición, se desconocía la superficie arrasada.

El granizo también se vio en la zona norte de Castellón, en Villafranca, según indicaron fuentes del Consorcio, que añadieron que su intervención no fue requerida con motivo de las lluvias.

La Generalitat decretó para ayer la preemergencia por chubascos fuertes en las provincias de Castellón y Valencia, y el Instituto Nacional de Meteorología advertía de precipitaciones que podían alcanzar los 40 litros por metro cuadrado y hora.