Imagen de archivo de una piscina pública
Imagen de archivo de una piscina pública - JOSÉ LUIS ORTEGA
Redes Sociales

El escatológico reto viral del verano: «hacer caca» en piscinas públicas

En las últimas semanas algunos recintos de la Comunidad Valenciana han tenido que echar el cierre en plena temporada alta por la aparición de heces en el agua

VALENCIAActualizado:

En las últimas semanas algunas piscinas públicas de la Comunidad Valenciana han tenido que echar el cierre en plena temporada alta por la aparición de heces en el agua. Lo que en principio se trataba como un simple acto vandálico, ha derivado en un problema que trae de cabeza a la autoridades de algunos municipios valencianos.

Localidades como Catarroja, Tavernes Blanques, Riba-roja de Túria, Massanassa o Segorbe ya han sufrido el considerado nuevo reto viral en las redes: defecar en las piscinas comunitarias. Aunque no circulan imágenes ni videos de la «proeza» en Internet, según El Periódico Mediterráneo, se estima que los jóvenes de entre 12 y 16 años sean sus principales artífices.

Pero la broma puede salir muy cara. Además de ser un acto de incivismo absoluto, el principal problema derivado de esta moda reside en la aparición de bacterias que pueden suponer un riesgo serio para la salud, teniendo en cuenta que hablamos de agua estancada en un mismo lugar durante mucho tiempo.

Del mismo modo, si se aumenta la carga de cloro del agua o se incluyen más químicos a los tratamientos habitales de mantenimiento para frenar esta problemática en las piscinas, también se podrían experimentar inconvenientes en cuanto a los efcetos en la piel de los bañistas.

Por ello, los ayuntamientos ya han puesto en marcha medidas preventivas. En Tavernes Blanques, por ejemplo, además de la identificación obligatoria a la entrada del recinto, se está estudiando la implantación de un sistema de detección instantánea de excrementos (tanto defecaciones como orina) en el agua.