Vicente Ordaz - El Faro

Mi reino por un voto

«La desconexión entre los políticos y la calle sigue siendo abismal»

Vicente Ordaz
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Hemos entrado en campaña y con ella ha llegado el gran momento, ese en el que los ciudadanos somos importantes para los políticos, da igual tu situación o condición el caso es que quieren tu voto, es nuestro momento, nuestra quincena de gloria. Hemos entrado en un tiempo en el que si lo deseas puedes llamar a Isabel Bonig y ella misma atiende la llamada, si lo prefieres Fernando Giner candidato a la alcaldía de Valencia se desplaza personalmente a tu casa, se sienta y escucha qué problemas tienes. Sandra Gómez es una perfecta desconocida que pretende acercarse a tu círculo más próximo. Toni Cantó tardará poco en organizar desayunos a los que estarás invitado, ya lo hizo en pasadas elecciones, María José Catalá hace paellas. A este paso solo falta ya que Giuseppe Grezzi se ofrezca llevarte en bicicleta o que Manolo Mata te invite a ver con él un partido de su Levante del alma. Es tiempo de elecciones, todo por un voto. Son las nuevas maneras de acercarse al ciudadano, eso sí, sólo cada cuatro años.

Imagen del pleno de las Cortes Valencianas celebrado este jueves
Imagen del pleno de las Cortes Valencianas celebrado este jueves - EFE

Pero nada más lejos de la realidad, la desconexión entre los políticos y la calle sigue siendo abismal. Para la clase política, en términos generales, que luego hay de todo, primero son ellos y luego viene el mundo, salvo en los 15 días en los que se juegan los cuartos. Sólo así se entiende que en las Cortes Valencianas sin ir más lejos lo de los kilometrajes de sus señorías sea un auténtico cachondeo. Las dietas para aquellos que dicen vivir fuera de Valencia y que sin embargo pernoctan en la capital otro. Hay diputados que en la actual legislatura se han comprado una cafetera y la han cargado a la cuenta pública. Den una vuelta por el Ayuntamiento de Valencia una tarde, y verán cuantos están trabajando. Todos lo saben y nadie hace nada, al parecer todo esto importa poco, aunque durante las próximas semanas los ciudadanos podamos pensar que somos importantes. Somos propietarios de un voto, y eso en estos días se cotiza y mucho.

Vicente OrdazVicente Ordaz