La estrella Monica Bellucci (centro), junto a Valentino Garavani y Giancarlo Giammetti , Plácido Domingo y la Reina Sofía
La estrella Monica Bellucci (centro), junto a Valentino Garavani y Giancarlo Giammetti , Plácido Domingo y la Reina Sofía - ROBER SOLSONA
Cultura

La Reina Sofía, Monica Bellucci, Plácido Domingo y Valentino, en la ópera en Valencia

El estreno nacional de «La Traviata» convierte el Palau de les Arts en una pasarela de famosos y glamour

VALENCIAActualizado:

El estreno en España de la ópera «La traviata» en la producción creada por Valentino Garavani y Giancarlo Giammetti ha transformado el Palau de les Arts de Valencia en una pasarela de personalidades de diversos ámbitos sociales, desde la Casa Real, representada por la Reina Doña Sofía, al mundo de la cultura y la moda, como la actriz Monica Belucci -una de las estrellas fieles de la constelación Valentino- como principal atracción.

La lista de invitados a la función ha incluido a rostros internacionales, como el director creativo de la casa Valentino Pierpaolo Piccioli, junto a caras populares de la sociedad española. Así, se han dado cita, entre otros, Nati Abascal -luciendo un elegante modelo negro del modisto italiano-, Luis Alfonso de Borbón y su esposa, Margarita Vargas, o la modelo Marta Ortiz, entre otros rostros populares.

También han acudido representantes políticos, entre ellos el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, junto a otros miembros del Gobierno valenciano; el delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Juan Carlos Moragues, y el alcalde de la capital del Turia, Joan Ribó, entre otros.

Monica Bellucci, una de las más esperadas sobre la alfombra roja, ha desplegado elegancia con un vestido de un impresionante, como no podía ser de otra manera, rojo Valentino, y se ha mostrado "encantada y emocionada", según afirman desde su entorno, por poder acompañar de nuevo a Valentino en esta aventura operística, esta vez en Valencia, y tener la oportunidad, además, de reencontrarse con Plácido Domingo, con quien compartió escena en la popular serie 'Mozart in the jungle'. En esta ficción, la Bellucci, maquillada como la mítica Maria Callas, aparecía junto a Domingo con «Don Giovanni» de fondo.

La artista ha posado durante varios minutos ante los fotógrafos y ha saludado al cantante Plácido Domingo, al diseñador Valentino, y a la Reina Doña Sofía, quien, por su parte, ha llegado al teatro de ópera pocos minutos antes de las 20.00 horas y se ha sumado al color de la noche, con una indumentaria de color rojo. Además, cuando ha accedido al Palau, ha sido recibida en pie por todo el auditorio.

«La traviata» es uno de los primeros proyectos que ha lanzado la Fundación Valentino Garavani y Giancarlo Giammetti y cuenta además con la participación de la realizadora estadounidense Sofia Coppola, que no ha podido desplazarse a Valencia por motivos laborales.

La soprano letona Marina Rebeka, entre Plácido Domingo y la Reina Sofía
La soprano letona Marina Rebeka, entre Plácido Domingo y la Reina Sofía - EFE

De este modo, la puesta en escena en la ciudad del Turia del espectáculo se ha convertido en un acontecimiento cultural pero también social, como ya ocurrió en la premier mundial en Roma en 2016, donde, además de Bellucci, estuvieron presentes Kim Kardashian, Keira Knightley, y Olivia Palermo, entre otros.

La pasarela a las puertas del teatro de ópera diseñado por Calatrava tendrá su continuidad dentro del coliseo, puesto que varios de los trajes que luce la protagonista de la representación, Violetta, han sido diseñados por el propio Valentino.

El modisto explicó durante la rueda de prensa que ofreció el martes en Les Arts el "respeto" al clásico que se ha querido imprimir en esta versión, también en el vestuario. Valentino comentó que ha visto muchas versiones de esta obra a lo largo de su vida, algunas de ellas "dirigidas por magníficos directores pero que dentro no tenían el espíritu de Verdi, ni en la música ni en los vestidos". En este sentido, señaló que hace años siguió por televisión una adaptación en Milán en la que la protagonista lucía un impermeable de plástico.

"Yo respeto a todos los creadores pero no creo que una ópera tan grande e importante como esta se pueda presentar de cualquier manera. Hay que respetar un cierto ambiente en todo. Por ejemplo, el vestuario debe hacer bella a la cantante y no vestirla con un impermeable o trajes ridículos", dijo.