Regantes durante la campaña de concienciación para compartir el agua entre cuencas
Regantes durante la campaña de concienciación para compartir el agua entre cuencas - SCRATS
Recursos hídricos

Los regantes del Tajo-Segura critican los 16 recursos de Castilla-La Mancha para negarles el agua

La última iniciativa del PSOE de García-Page ha sido exigir que los agricultores levantinos paguen incluso cuando no hay trasvases

ALICANTEActualizado:

El presidente del Sindicato Central de Regantes del Acueducto Tajo-Segura (Scrats), Lucas Jiménez, ha lamentado que Castilla-La Mancha haya presentado hasta 16 recursos contra los envíos de trasvasar agua para el Levante desde 2015, "todos perdidos, aunque los dos últimos son especialmente sangrantes".

El primero de ellos, ha resaltado en una entrevista concedida a Europa Press, salió publicado el 8 de marzo de 2017 en el BOE para el uso de agua para boca.

El último, hace solo unos días, es la personación del Gobierno regional presidido por el socialista Emiliano García-Page contra el expediente del Scrats, que solicita la anulación del cambio del modelo tarifario aprobado por el Consejo de Ministros en junio, "que implica una nueva tarifa binómica, que marca que habrá un fijo a pagar aunque, como es el caso, no se derive agua hacia el Levante", apoyando, así, al Gobierno central.

Según Jiménez, "esto nos da a entender que estamos haciendo lo correcto", enfatizando que "una parte importante de ese cambio irá a parar a las arcas de la Comunidad Autónoma de Castilla La-Mancha". A su juicio, el Gobierno central debería meditar "si es conveniente que alguien que se niega siempre a todo trasvase, se posicione a su favor".

Movilizaciones

En declaraciones a Europa Press, el presidente del Sindicato Central de Regantes del Tajo-Segura ha avanzado que están planificando movilizaciones ante lo que califica como "hartazgo" por la falta de agua. Por ello, este lunes 20 se reúne el Círculo del Agua para concretar esas medidas de protesta en común.

"La Junta General del Scrats aprobó movilizaciones y la realización de asambleas abiertas para informar de la situación, porque estamos abocados tanto para el agua de regadío como para abastecimiento en la comunidad de Murcia, Alicante y Valencia", ha hecho hincapié.

Y es que "la situación es delicada, complicada, pendientes de los pozos de la Vega Media, de las cesiones y de qué pasa con la desalación, ya que no hay agua en cabecera", aseverando que "las comunidades se quedarán sin agua", de hecho, "ya hay agricultores que están perdiendo cosechas" y que "en el horizonte habrá posibles restricciones para los hogares".

El abastecimiento, ha subrayado Lucas Jiménez, "está garantizado hasta enero"; a partir de ahí, ha añadido, " habrá posibles restricciones".

Evidentemente, ha enfatizado el presidente del Scrats, "esto supondrá una subida del precio del agua", criticando, nuevamente, el canon fijo impuesto por el Ministerio pese a no trasvasarse agua "y que no paga ningún hogar español". Encima, ha puntualizado Jiménez, "hay que comprar agua desalada, que es sensiblemente más cara".