Imagen del grafiti de mil metros cuadrados en el Centro del Carmen de Valencia - @ConsorcioMuseos

TwitterRealizan un grafiti gigante en un convento del siglo XIII de Valencia con la autorización de la Generalitat

UGT ha presentado una denuncia contra el responsable del Consorcio de Museos ya que no considera que los hechos sean una «expresión artística o cultural»

VALENCIAActualizado:

El Consorcio de Museos de la Comunidad Valenciana –organismo público valenciano que se encarga de vertebrar la oferta expositiva de museos–publicaba este martes en su perfil de Twitter la imagen de un grafiti de mil metros cuadrados realizado en las paredes del Centro del Carmen de Valencia, un convento del siglo XIII declarado Bien de Interés Cultural, realizada por los artistas Pichiavo, autores de la falla municipal. «Aquesta intervenció artística és un avançament del que es podrà veure en l'exposició #EVREKA» (esta intervención artística es un avance de lo que se podrá ver en la exposición #EVREKA»), decía su tuit.

Como reacción a este grafiti –un acto que la institución pública considera, a juzgar por los hashtags que utiliza, «agitación cultural» o «cultura contemporánea», el sindicato UGT ha presentado en el juzgado de guardia una denuncia contra el responsable del Consorcio, José Luis Pérez Pont, por autorizarlo.

Según consta en la denuncia, firmada por el responsable de la Administración autonómica dentro de la Federación de Empleados de Servicios Públicos de UGT, Gonzalo Fernández, el patio ha sido «deslucido» y sufre «deterioro» con «consentimiento de Pérez Pont», al que acusan de «haber actuado de forma contraria a la obligación garantista que tiene encomendada».

El director del Centro del Carmen, José Luis Pérez Pont, ha respondido a la denuncia de UGT durante la presentación, precisamente, de la exposición EVREKA de PichiAvo, y ha asegurado que el grafiti «cumple la Ley de Patrimonio Cultural Valenciano» y ha pedido que las personas preocupadas por el patrimonio «no se queden con el postureo» ya que el revuelo, asegura, «tiene que ver con una cuestión de gusto estético, pero eso no es ilegal».

En esta línea, Pont, ha citado el artículo 35 de la Ley de Patrimonio, que entiende por intervenciones carentes de transcendencia patrimonial las que sean reversibles y no comporten alteración de la situación anterior, como defiende el director, así como las habilitaciones interiores que no afecten a su percepción exterior. En estos supuestos, según Pérez Pont, la ley permite la intervención sin necesidad de la autorización de la Conselleria de Cultura.

El director del museo ha reiterado que no ha habido daños al patrimonio, que "no se ha tocado la piedra" y que han intervenido sobre muros pintados en los años 80 que se han seguido pintando desde entonces como parte de otras exhibiciones. «Estamos pintando sobre pintura», ha asegurado Pont. "Y sobre esa pintura se volverá a pintar».

Será retirado «después del 19 de marzo»

Este grafiti, que aseguran que es de carácter temporal y reversible, será retirado después del 19 de marzo, de forma sincronizada con la «cremà», cuando la falla municipal de los mismos artistas sea quemada.

Sus autores son, además del dúo de artistas PichiAvo, los también valencianos TFK Crew, un grupo de grafiteros autores de la falla del Ayuntamiento de Valencia de este año junto a los artistas falleros Latorre y Sanz.

Los propios autores muestran en un vídeo en Twitter cómo realizaron el grafiti de mil metros cuadrados en el Centro del Carmen:

Esta intervención en el claustro, según apuntaron los autores recientemente, es un homenaje al grafiti puro, con aerosoles de colores plata, negro y blanco, representativos de la versión más genuina de esta técnica.

Ha explicado que la obra de PichiAvo y el proyecto del centro «justamente lo que pretenden es una llamada de atención» para extender el respeto hacia el patrimonio y su conservación, al tiempo que ha recordado que la intervención en el claustro renacentista "fue comunicada con antelación y que no era una sorpresa".

Por el contrario, UGT alude a la protección especial que debe regir la intervención en este tipo de espacios y también al hecho de que el Centro del Carmen fue rehabilitado con fondos del Ministerio de Cultura y la Unión Europea.

«Los hechos que se denuncian no pueden tener la consideración de expresión artística o cultural», apunta el sindicato en la denuncia, y compara la intervención de los grafiteros con «tristes acontecimientos como los de la rehabilitación del teatro romano de Sagunto».

Falta de conservación «durante décadas»

El comisario de la muestra, Fran Picazo, ha añadido que el espacio en cuestión ha sido intervenido previamente por varios artistas y que el proceso «ha estado controlado desde el principio hasta el final. Previamente nos hemos asesorado, y posteriormente también».

Además, José Luis Pérez Pont ha reprochado que, en los tres años de su gestión, los que se preocupan por el patrimonio no han manifestado preocupaciones «en ningún momento» por la falta de conservación que «durante décadas» ha tenido el centro y por los 4.000 metros cuadrados sin rehabilitar del edificio «en ruina extrema».

Pont ha celebrado que la muestra logre «agitar opiniones e indudablemente también incomodar» por el estilo urbano, mientras que Picazo ha agradecido la «apuesta valiente» del Centro del Carmen al acoger la exposición.

El director del museo también ha agradecido las inquietudes por la intervención artística, «porque demuestran sensibilidad por el patrimonio y por la conservación de aquello que hemos recibido como legado».