Guillem Bertomeu - Llefraferit

Lo rápido sustituye a lo precipitado

«Estamos viviendo una actualidad política de cara a la galería»

Guillem Bertomeu
Actualizado:

El título de esta columna semanal me vino al releer el libro del general francés Jaques Chaban Delmas, sobre el arte de ser dichoso en política. En el ensayo venía a decir que en esos momentos históricos, después de la Segunda Guerra Mundial, lo rápido ha pasado a sustituir a lo precipitado y que las postguerras son a menudo más expeditivas que las propias guerras.

Los partidos políticos o se forman, o se buscan, contabilizan sus votos, miran lo que necesitan para sobrevivir, se observan los unos a los otros, para pasar después a destrozarse. Chaban Delmas hablaba que es el proceso desordenado a la par que clínico de la política de la década de los 40, que se podría transcribir al mismo día de hoy.

Ante esa situación, con unos Presupuestos Generales del Estado vendiéndolos el Gobierno al mejor postor a cambio de votos, para poder sacarlos adelante ,y con un Consell valenciano que ha firmado, con una solemnidad “naif” entre los propios socios del Botànic, unos presupuestos completamente irreales e hinchados de ingresos ficticios. Estamos viviendo una actualidad política de cara a la galería, donde el dinero de los bolsillos de los contribuyentes, el de todos los ciudadanos, tienen más un componente político y electoralista que realista de arreglar las necesidades del día a día. Priman el mantenerse en el poder incluso poniendo en riesgo la situación económica. No hay escrúpulos.

Los empresarios más influyentes de España, valencianos la mayoría de ellos, le dieron un toque a la clase política en el último Congreso de la Empresa Familiar celebrado en la capital del Turia y con visita del presidente del Gobierno y del líder de la oposición incluida. Juan Roig reclamó “salir del armario” y reivindicar el orgullo de ser empresario, ir a contracorriente de lo establecido y dar siempre ejemplo a los demás. Curiosamente todo lo contrario que el político clásico de postín y postureo, menos palabrería y más pasar a la acción. Recordar que el propio Pedro Sánchez abandonó el Congreso Empresarial por una puerta secundaria y sin recibir aplausos en su intervención.

Imagen de Pedro Sánchez tomada en el congreso del Instituto de la Empresa Familiar celebrado en Valencia
Imagen de Pedro Sánchez tomada en el congreso del Instituto de la Empresa Familiar celebrado en Valencia - MIKEL PONCE

El empresariado valenciano, junto a la sociedad civil, muchas veces le sacan los colores a nuestros representantes públicos, y lideran reivindicaciones, de las importantes, bloqueadas legislatura tras legislatura por el partido gobernante, sea del color que sea. Financiación, Corredor Mediterráneo son sólo algunas de las reivindicaciones que , como por ejemplo AVE, se ha puesto por montera y ha liderado tanto en la Comunitat Valenciana como con una campaña nacional. Mientras nuestros gobernantes pierden el tiempo en divagar entre lo divino y lo humano.

Queremos políticos que miren a medio y largo plazo. Que miren más allá de su propio interés. Lo rápido no puede ser el orden del día de la administración política. No se puede vivir, ni gobernar, a golpe de ir cosiendo retales. Los ciudadanos queremos el traje completo y estar mejor preparados por si vinieran malas en un futuro. Ni creo en lo rápido, ni en lo precipitado.

Guillem BertomeuGuillem Bertomeu