Rajoy estará mañana en Valencia y Zapatero amaga con venir el próximo mes

MANUEL CONEJOS| VALENCIA
Actualizado:

La Comunidad Valwenciana supera ya los 3,5 millones de habitantes con derecho a votar y ese es un «atractivo» reclamo para los líderes nacionales de los principales partidos políticos, especialmente ahora que estamos a prácticamente un año de las elecciones autonómicas y locales. El presidente del PP, Mariano Rajoy, estará mañana en Valencia para clausurar la convención que bajo el lema «Ahora empleo» busca recetas para salir pronto de la crisis.

Es una visita de carácter orgánico, aunque en una convención abierta a la sociedad. Rajoy ha sido prolijo en sus presencias en la región en época electoral pero también ha sabido imbuirse de las tradiciones y el pulso social valenciano en estos años.

Al margen de haber vivido durante una época en la provincia de Alicante, concretamente en Santa Pola, Rajoy tiene un especial cariño a los valencianos y su forma de ver la política es coincidente con la del presidente regional, Francisco Camps, que le «preparó» en Valencia el congreso del PP donde fue reelegido.

Una relación fluida

Ha visitado el balcón del Ayuntamiento para ver las «mascletaes» de las Fallas en varias ocasiones (mañana será otra), ha estado en la Copa América de Vela y ha visitado diversos municipios alicantinos y valencianos. No tiene alergia a frecuentar una tierra que le es familiar.

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, por su parte, ha sido mucho más recatado en sus apariciones en la Comunidad. Acudió de tapadillo a cumplimentar al Papa Benedicto XVI en Valencia, aunque metió el coche oficial dentro del Arzobispado para evitar a la gente.

Los mítines electorales y el congreso del PSPV que eligió a Jorge Alarte secretario general han sido los «hábitats3 donde más cómodo ha estado. Una visita relámpago a las instalaciones de la Copa América y una más concienzuda a las obras de ampliación del Puerto figuran en su escasa relación con los valencianos.

Ahora, el jefe del Ejecutivo central tiene previsto regresar a tierras que ve poco afines a la causa socialista, y a las que ha dejado en un segundo plano a la hora de invertir. Será, según desveló ayer el delegado del Gobierno en la Comunidad, Ricardo Peralta, durante alguna de las reuniones ministeriales de Igualdad de la UE que se celebrará en Valencia del 25 al 28 de marzo.Zapatero vendrá o amaga con venir, ya que el propio Peralta confirmó su presencia «si no hay imprevistos de agenda».

Esa ventana de indefinición salvaguarda al presidente de un cambio de parecer por el que cedería el testigo a María Teresa Fernández de la Vega y Bibiana Aído.