El PSOE exige al PP que presupueste obras para regadíos y de prevención de riadas aprobadas hace seis años

Los socialistas recuerdan al Gobierno que los ciudadanos de Turís y Monóvar también se oponen a presas previstas en sus poblaciones

M. GASPARET
Actualizado:

VALENCIA. El Partido Socialista intenta aminorar el posible castigo electoral que pueda derivarse de su oposición al Plan Hidrológico reclamando la ejecución de obras hidráulicas pendientes de ejecución «desde hace cinco, seis y hasta siete años», y que fueron incluidas en el anexo de inversiones del Plan Hidrológico Nacional. El Partido Socialista sí ha votado a favor de estas inversiones en el Congreso y en Senado, aunque rechaza -«y desconfía de su viabilidad»- el Plan Hidrológico.

En las Cortes Valencianas el PP ha denunciado con denuedo que los socialistas «no pueden exigir la ejecución de las mismas obras que rechazaron en un pleno el 27 de febrero pasado». No obstante, durante el pleno de autos la iniciativa rechazada por el PSPV anteponía el apoyo al PHN como condición para la realización de las obras. «Aquel día votamos en contra del PHN, nunca de las inversiones del anexo, como ha dicho el PP», aseguró ayer el candidato socialista a la Generalitat, Joan Ignasi Pla.

La reivindicación de la inclusión en los presupuestos de 2003 de estas obras hidráulicas pendientes ha sido instada en la última plaza en la que el PSOE puede replicar el «castigo público» al que es sometido por su oposición al PHN: el Senado. Así lo confirmaron ayer Pla y los senadores valencianos Joan Lerma y Segundo Bru, quienes destacaron que ahora «el PP tiene la oportunidad de demostrar si realmente le interesan las políticas de aguas o si sólo utiliza el PHN para enfrentar territorios y sacar provecho electoral».

El PSOE reclamará obras pendientes en la Comunidad Valenciana, la Región de Murcia y Castilla La Mancha. Por lo que respecta a actuaciones pendientes en la Comunidad Valenciana, los senadores de la oposición enumeran obras en «Presa del Marquesado, depuradoras de Monte Oregía y Rincón de León, encauzamiento del Barranco de las Ovejas y del Barranco del Poyo, y mejoramiento del Canal de María Cristina», entre otras.

Los senadores denunciaron que el Plan Nacional de Regadíos «sólo ha alcanzado, a fecha de 30 de septiembre, el 7%», y advirtieron de que «aún se desconoce el precio del agua del PHN». Segundo Bru atribuyó a la «celeridad y la irresponsabilidad» el hecho de que sólo se prevean trasvases del Ebro, «cuando el Duero tiene los mismos excedentes de agua». El portavoz del PP en las Cortes, Alejandro Font de Mora, acusó a Pla de «ignorar que más de una docena de obras previstas en el Plan ya están en fase de realización» y que «se han presupuestado obras por 1.300 millones de euros en las cuentas de 2003». El síndico popular recordó que «ya se ha comenzado a trabajar en el trasvase Júcar-Vinalopó».