Imagen del interior de la bodega Torre Oria en Requena
Imagen del interior de la bodega Torre Oria en Requena - ABC
Economía

Los productores valencianos: «No hemos notado que haya un boicot al cava catalán para esta Navidad»

Las bodegas de Requena creen que la petición del Consejo Regulador de limitar las héctareas responde a una cuestión de precios y no a las tensiones secesionistas

VALENCIAActualizado:

«No hemos notado que haya un boicot al cava catalán para esta Navidad». El presidente de la Asociación de Elaboradores de Cava de Requena, Emilio Expósito, ha recalcado a ABC este lunes que a día de hoy, a diferencia del boicot contra los espumosos catalanes del año 2004, las bodegas valencianas no han percibido un incremento de pedidos derivado de una circunstancia «política». «Entonces, en noviembre ya lo habíamos notado», explica Expósito, quien representa a las ocho bodegas del único municipio valenciano que forma parte de la Denominación de Origen del Cava.

En este contexto, el Consejo Regulador ha reclamado al Ministerio de Agricultura la petición de limitar el incremento de la superficie de viñedo dedicado a la elaboración de cava. Expósito explica que el municipio de Requena muchos viticultores habían arrancado sus viñas para pasar a la producción de uva para cava. Una prohibición, apunta, generaría importantes daños económicos. Por ello, plantea que se apruebe un plazo lo suficientemente amplio para llevar a cabo la transición ya que «se han arrancado cepas y parece que esta medida se haya pensado de hoy para mañana».

Con todo, a diferencia del presidente de la Asociación Valenciana de Agricultores, Cristóbal Aguado, el representante de los elaboradores de cava de Requena descarta que la petición del Consejo Regulador al Ministerio responda al « conflicto suscitado en torno a las tensiones secesionistas en Cataluña y al efecto negativo que pueden tener sobre las ventas de cava catalán en el resto de España».

Expósito cree que la medida planteada por el Consejo Regulador -donde los productores de Requena no tienen representación- obedece a una motiviación «económica para salvaguardar el precio de la uva» limitando las hectáreas permitidas para producir el fruto con el que se produce el cava.

De las poco más de 36.000 hectáreas reconocidas por el Consejo Regulador, unas 29.000 se encuentran en Cataluña. Mientras tanto, Requena dispone de unas 4.000 hectáreas autorizadas para la producción del referido vino espumoso y se ha convertido, si bien todavía a gran distancia del Principado, en la segunda zona española donde más cava se elabora, seguida de Almendralejo, cuya superficie destinada a este tipo de caldos se sitúa en unas 1.400 hectáreas.

El precedente de Carod-Rovira

Los productores valencianos recuerdan que «tenemos experiencia» respecto al boicot que sufrió el cava catalán en 2004 después de que el entonces vicepresidente de la Generalitat de Cataluña, Josep Lluis Carod-Rovira, hiciera una llamamiento para vetar la candidatura de Madrid para albergar los Juegos Olímpicos de 2012.

Emilio Expósito
Emilio Expósito- ABC

En aquella ocasión si se percibieron de forma clara los efectos del boicot. Este año, sin embargo, los productores valencianos sigue con su planificación, que pasa por comercializar siete millones de botellas -un millón más que el año anterior-. Con todo, se trata de una previsión «normal» ajena a los efectos de un posible boicot sobre el cava catalán. De hecho, sus previsiones de crecimiento para este año no se basan en la posibilidad de un boicot a sus competidores catalanes, como Freixenet o Codorniu, y se explican en buena medida por la evolución de las exportaciones, que suponen el 35 por ciento de sus ventas.

El presidente de la Asociación de Elaboradores de Cava de Requena, que agrupa a las bodegas Coviñas, Chozas Carrascal, Dominio de la Vega, Hispano Suizas, Pago de Tharsys, Torre Oria, UVE, Vegalfaro y Murviedro, también reitera que un boicot «distorsiona el mercado y no es bueno para el sector».