Vicente Ordaz - El Faro

Los primos de Mister Potato

«La creatividad en lo que a cartelería del Ayuntamiento de Valencia no tiene límites»

Vicente Ordaz
Actualizado:

La creatividad en lo que a cartelería del Ayuntamiento de Valencia no tiene límites, se supera entrega tras entrega, el reto comenzó en 2015 y concluye en mayo, por el camino han quedado gloriosas muestras. Grandiosas han sido sus creaciones para felicitarnos las fiestas que no la navidad, con especial mención a la de éste último año. Cuando te llegaba la “felicitación” vía correo electrónico no sabías si el todavía alcalde Ribó te estaba deseando unas buenas fiestas que no navidades, o si un virus de escala troyana se había apoderado de tu ordenador. No recomendable para hipertensos o con afecciones cardíacas.

En otro estilo, pero sin entender nada, ahora la Concejalía de cultura festiva ha tenido a bien presentar el cartel que ilustra las fallas de este 2019, último año de la legislatura. Para promocionar una fiesta de calle, color, ruido o emoción, el concejal Fuset no ha tenido mejor idea que elegir una ilustración con dos “Mister Potatos” de toda la vida, cutres, indefinidos, sin saber a esta hora como relacionarlos con el mundo fallero aunque hayan sido bautizados como Pepet (ver Potato azul) y Floreta (ver Potato rojo).

Imagen de los carteles oficiales de Fallas 2019 de Valencia
Imagen de los carteles oficiales de Fallas 2019 de Valencia - ABC

Decía Pere Fuset en la presentación, que el hecho de contar con Dani Nebot, el padre artístico de Pepet y Floreta, “ofrece una oportunidad de continuar captando la atención de nuevos públicos”. Así que tras esta afirmación me pregunto, ¿Que pensará el “nuevo público” que no conozca la fallas de nuestra fiesta a través del cartel de 2019? ¿Que esperará? ¿Se sentirá decepcionado cuando vea una mascletá, la ofrenda, una falla de sección especial o la cremá y no seres de animación por las calles? ¿A qué nuevo público captará las fallas con Pepet y Floreta? Les reconozco que con esta estrategia de marketing fallero me pierdo.

La última pregunta de este artículo es por qué el Ayuntamiento de Valencia se empeña en innovar a costa de las tradiciones. Supongo por lo visto, que debe estar marcado en rojo en la hoja de ruta del manual del gobierno liberal.

Vicente OrdazVicente Ordaz