El INE prevé investigar nuevas irregularidades en más padrones

EFECASTELLÓN. El director de la delegación del Instituto Nacional de Estadística, José Vicente Espí, aseguró ayer que no descartan realizar más inspecciones en municipios donde sedetecten

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

EFE

CASTELLÓN. El director de la delegación del Instituto Nacional de Estadística, José Vicente Espí, aseguró ayer que no descartan realizar más inspecciones en municipios donde se

detecten irregularidades en el padrón municipal, como ya se hizo en la localidad de Cabanes.

José Vicente Espí explicó a EFE que en Cabanes el INE realizó una inspección para comprobar los datos de los supuestos empadronamientos fraudulentos denunciados por EU, y aseguró que «se presume que en ese municipio hay 32 personas que no viven allí».

Por ello confirmó que los Servicios Centrales del INE, tras inspeccionar los datos de los técnicos, propusieron que se enviara un informe a la Fiscalía de Castellón para que investigue la posible existencia de delito de fraude.

En este sentido, Espí aseguró que el INE tiene interés en realizar más inspecciones de campo en otros municipios de la provincia, aunque reconoció que «será difícil por la acumulación de trabajo que supone la llegada de las elecciones».

El INE comprueba mensualmente los datos de empadronados para detectar los casos donde haya podido haber una variación del padrón «alarmante». En este caso actuaría de oficio, como ya lo hizo en casos como en la localidad de Montanejos.

Espí explicó que en el mes de febrero se hicieron dos requerimientos a los Ayuntamientos de Fanzara y Cabanes para que comprobaran la procedencia de las personas recientemente empadronadas y certificaran que efectivamente residían en los municipios.

De acuerdo a la normativa aprobada el año pasado, los ayuntamientos tenían 15 días para informar, tras los que disponían de 15 días más de prórroga, tras los que si no se obtiene contestación se remite el caso a la Junta Electoral Central.

En el periodo de la prórroga ambos ayuntamientos alegaron que estaban realizando las comprobaciones pertinentes, que, en caso de que no se hubiera podido comprobar la legalidad de un empadronamiento, debían causar baja del mismo.

Espí aseguró que toda la información aportada por los ayuntamientos fue remitida a los servicios centrales del INE, quienes detectaron las irregularidades en Cabanes, enviaron a los técnicos a realizar comprobaciones de campo y ordenaron el envío de un informe al fiscal jefe de Castellón, Javier Arias.

Según el director del INE en Castellón, en la provincia se habían producido otros casos de posibles irregularidades en los censos con anterioridad, si bien nunca habían sido «tan voluminosos» como los casos actuales.

Asimismo, añadió que se han detectado también irregularidades en el padrón en el municipio de Sant Joan de Moró.