El presidente de la Diputación de Alicante, César Sánchez
El presidente de la Diputación de Alicante, César Sánchez - JUAN CARLOS SOLER
Alicante

El presidente de la Diputación acusa a Puig y Oltra de «levantar muros con la lengua» y al «estilo de Trump»

César Sánchez recrimina al Consell que no dé la «oportunidad» a los ciudadanos venidos de otras autonomías a acceder a la Función Pública

VALENCIAActualizado:

El presidente de la Diputación de Alicante, César Sánchez, ha acusado este lunes a los máximos dirigentes de la Generalitat, el presidente Ximo Puig, y a la vicepresidenta, Mónica Oltra, "de levantar muros con la lengua cuando imponen el requisito lingüístico, al estilo de lo que hace Donald Trump en EEUU cuando habla de levantar muros físicos para separar a las personas".

"Lo más parecido a Trump que yo me he encontrado es lo que están intentado hacer Puig y Oltra con el requisito lingüístico en la Comunitat Valenciana: el primero levanta muros entre personas, y los dirigentes valencianos levantan muros con la lengua para que en España haya ciudadanos de primera y de segunda y para que todas las personas que viven fuera de la Comunitat Valenciana y que no han tenido la oportunidad de aprender valenciano no puedan acceder a la Función Pública Valenciana", ha indicado el presidente alicantino, que visita la World Travel Market de Londres, según ha informado la Diputación en un comunicado.

«Cuentas ficticias»

Sánchez ha dicho temer que el requisito se incluya en la Ley de Acompañamiento de los Presupuestos del Consell, unas cuentas que ha considerado "totalmente ficticias ya que contemplan ingresos que con toda probabilidad no van a ser una realidad. Son unos presupuestos cuyo objetivo es ideologizar la Comunitat Valenciana como se puede ver en la propuesta para imponer el requisito lingüístico".

"Esta medida es un paso más para alejar a la Comunitat Valenciana de España, es un paso más para polarizar y crispar a la sociedad y para quebrantar la concordia y la convivencia que durante los últimos 40 años, gracias tanto a la Constitución como al Estatuto de Autonomía, se ha dado en la Comunitat", ha añadido Sánchez que ha defendido el uso del valenciano "pero no como una imposición".

En este sentido, ha resaltado el problema que supone la "imposición del requisito lingüístico" en Sanidad. "Nosotros queremos a los mejores médicos, a los mejores sanitarios y desde luego que saber valenciano o no, no debe de ser un requisito para que un buen médico, viva donde viva, pueda venir a nuestros hospitales", ha concluido.