Juan Manuel Cabot. ABC

PP y PSPV discuten sobre cuál es más responsable de casos de transfuguismo

El PSPV quiere abrir el debate sobre la modificación del Decreto de Régimen Electoral, «con el fin de blindar a los alcaldes». Esta propuesta ha cobrado fuerza después de la moción de censura de El Puig. El vicesecretario general del PP de la Comunidad, Juan Manuel Cabot, retó a los socialistas a «revisar todas las mociones de censura» para «probar la hipocresía socialista».

VALENCIA. M. Gasparet
Actualizado:

El PSPV no se quita la espina de El Puig, donde el pasado jueves la alcaldía pasó a manos populares, vía moción de censura, después de 22 años de hegemonía socialista.

De nada sirvieron las amenazas sobre la difícil pervivencia del pacto contra el transfuguismo, ni su advertencia de un contraataque a la medida echando mano del llamado «pacto de progreso» del 99, según el cual, las formaciones de izquierda se comprometían a «formar gobiernos progresistas» allí donde fuera posible.

El Partido Popular considera que los socialistas son los menos indicados para dar lecciones sobre transfuguismo, cuando hace año y medio el PSPV les arrebató las alcaldías de Chiva y Pinoso gracias a ediles que cambiaron de color político.

Más aun consideran que son «el único partido» que respeta el acuerdo, por lo que han retado al PSPV «a revisar todos los casos de transfuguismo de la Comunidad, uno por uno», según el vicesecretario general del PP de la Comunidad, Juan Manuel Cabot.

Cabot recordó que en el caso de El Puig, «hacía un año y medio que la edil Rosa Albors pasó al Grupo Mixto, lo cual da vía libre a cualquier acuerdo o moción, sin que por ello se rompa el pacto contra el transfuguismo». Cabot subrayó el caso de Turís, donde el PP se abstuvo y frustró una moción de censura pergeñada con el apoyo de una concejala tránsfuga.

«QUE EXPEDIENTEN A AZORÍN»

El secretario de Administraciones del PSPV, Toni Such, restó gravedad a las mociones de Chiva y Pinoso «porque entonces no estaba la actual dirección» y aseguró que los concejales socialistas implicados «han sido expulsados».

Este extremo fue desmentido por Juan Manuel Cabot, quien aseguro que «los ediles socialistas de Pinoso y Chiva actúan como grupo socialista y son convocados en todos los plenos». Asimismo, Cabot contradijo a Such y recordó que el actual presidente del Partido Socialista en la Comunidad Valenciana, Pascual Azorín «era secretario comarcal del Vinalopó y alcalde de Elda cuando tres tránsfugas del PP le brindaron la alcaldía a un edil socialista. El PSPV tendría que expedientar a Azorín», sentenció Cabot, quien puso como ejemplo el expediente que el PP abrió al alcalde de Mislata, el popular Manuel Corredera, quien también accedió a la poltrona municipal gracias al apoyo de dos tránsfugas socialistas.

CONTRAATAQUE SOCIALISTA

El contraataque socialista ante la moción de El Puig ya fue advertido tanto por el secretario de Administraciones, Toni Such, como por el de Organización, Vicent Sarrià. Éste último señaló que el PSPV «no presentará mociones gratuitas», pero antes el PSPV ya había indicado su intención de abundar en el llamado «pacto de progreso» en cuantos municipios pueda llevarse a cabo. Parece ser que los socialistas tratan de acercarse al Bloc en localidades como Moncada y Ontiniente, gobernadas por el PP, con la intención de dar un «vuelco progresista» a la alcaldía, según fuentes nacionalistas.

Por otro lado, los socialistas valencianos han solicitado a su dirección en Madrid que convoque la Mesa de Seguimiento para revisar los acuerdos contra el transfuguismo. Esta convocatoria ya fue realizada por el secretario de Política Municipal del PSOE, Álvaro Cuesta, «que todavía no ha recibido respuesta alguna», matizó Such. Los socialistas también quieren que su dirección propicie una revisión de la Ley Orgánica del Régimen Electoral con el objetivo de «blindar a los alcaldes, bien mediante un sistema de elección directa o con cualquier otra fórmula».