Imagen de una de las tiendas de Lladró en Valencia
Imagen de una de las tiendas de Lladró en Valencia - ROBER SOLSONA
Valencia

La firma de porcelanas Lladró anuncia un procedimiento de despido colectivo

La medida afectará a las cuatro empresas que conforman el grupo empresarial, que cuenta con alrededor de 500 trabajadores

VALENCIAActualizado:

La dirección de Lladró ha comunicado este lunes a los miembros del comité de empresa y a las secciones sindicales "la necesidad de abrir un periodo de consultas y negociación para la realización de un procedimiento de despido colectivo".

Según un comunicado de la firma de figuras de porcelana, la aplicación de esta medida afectará a las 4 empresas que conforman el grupo empresarial (Arte y Porcelana, Daisa, Porsa y Lladró SA), que cuenta con alrededor de 500 trabajadores.

"En un entorno en que resulta imprescindible mejorar la competitividad de la compañía, se hace necesario reorganizar el trabajo y ser más eficientes a nivel operativo", añade la nota.

Con este objetivo, en un plazo máximo de siete días quedará constituida la comisión negociadora de los trabajadores de la empresa y comenzará el periodo de consultas el próximo lunes, 1 de abril, periodo que se extenderá a lo largo de un mes.

El despido colectivo se aplicará en paralelo al expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) que puso en marcha la compañía en octubre del año pasado para 270 empleados de las áreas productivas (Arte y Porcelana, Daisa y Porsa), cuya finalización está prevista en marzo de 2020.

Ahora, a las medidas de ajuste se suma Lladró SA, que se encarga de área comercial y administrativa de la empresa, han concretado fuentes de la compañía.

El pasado 21 de febrero Lladró decidió agrupar los días de aplicación del ERTE en ese mes para poder atender el pico de producción que se esperaba que se produjera a partir de marzo con los pedidos de sus novedades, según argumentó entonces la empresa.

El expediente de regulación temporal de empleo de Lladró se aplicaba durante 123 días, su periodo de aplicación era desde el 19 de octubre de 2018 hasta marzo de 2020 y afectaba a 270 empleados de tres empresas del grupo.

La empresa puso en práctica esta medida ante la necesidad de no incrementar los niveles de producto almacenado y acompasar la oferta a la demanda, y aseguró entonces que se continuaría invirtiendo en creatividad, márquetin, apertura de nuevos canales y desarrollo de nuevas líneas de producto en su apuesta por la diversificación.

Consultados por Efe, representantes de UGT y de CSIF ha señalado que el anuncio del despido colectivo ha sido una sorpresa y no se sabe nada más que lo avanzado por la empresa, por lo que habrá que esperar a la apertura del periodo de consultas para disponer de la documentación económica y empezar a negociar las dimensiones del despido.