Disparo del Alardo, el acto de la fiesta de Moros y Cristianos en el que se emplea más polvora
Disparo del Alardo, el acto de la fiesta de Moros y Cristianos en el que se emplea más polvora - ABC
Tradiciones

La pólvora se dispara de precio un 50% y amenaza las fiestas locales en cinco provincias

Entidades organizadoras de los festejos en 18 municipios denuncian juntas al Ministerio y a la empresa suministradora

ALICANTEActualizado:

Algunas fiestas locales con gran arraigo en municipios de cinco provincias se encuentran en una «dramática» situación por el coste de la pólvora, que se ha disparado y amenaza su continuidad. Así lo denunciarán el próximo lunes, 19 de agosto, representantes de las entidades organizadoras en 18 poblaciones de Alicante, Murcia, Valencia, Cuenca y Albacete.

Estas tradiciones se celebran en las próximas semanas y sus coordinadores lanzan un SOS para poder asumir este «desmesurado aumento» de uno de sus elementos consustanciales.

"La última subida del precio de la pólvora, tan inesperada como desproporcionada, colma la paciencia de los festeros", han indicado los convocantes, que representan a los municipios de Aielo de Malferit, Almansa, Altea, Beneixama, Biar, Caudete, El Campello, Elda, Mutxamel, Onil, Ontinyent, Petrer, Sax, Torrent, Valverde de Júcar, Villena, Yecla, Xixona.

En este contexto, han indicado que la rueda de prensa tendrá lugar en la Societat de Festers del Santissim Crist de l'Agonia (calle Maians 15, Ontinyent) y se informará de "las gravísimas consecuencias que esta inesperada subida, cercana al 50% por encima el precio previsto, está teniendo sobre el desarrollo de sus actos de disparo, elemento esencial e imprescindible de estas Fiestas".

Asimismo, se dará cuenta de las "graves deficiencias que acumula en el curso de los últimos meses el suministro proporcionado por la empresa comercializadora" y se expondrán las demandas que estas poblaciones están dirigiendo a la empresa y al Ministerio de Industria, Comercio y Turismo "con vistas a poner fin a una situación que está produciendo un enorme perjuicio en unas fiestas que constituyen un patrimonio cultural sin parangón".