Documentación y objetos incautados por la Policía a los terroristas. ABC

La Policía peina la comarca de la Ribera Alta en busca del etarra huido

Las fuerzas de seguridad peinaban ayer las poblaciones de la comarca de la Ribera Alta para localizar a Iñigo Vallejo Franco, el presunto etarra huido tras la detención de Aitzol Maurtúa en Algemesí. Agentes de Proximidad y de las Brigadas de Policía Judicial e Información interrogaron a vecinos y empleados del hotel de Valencia en el que pernoctaron los etarras.

GEMA ALONSO
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

VALENCIA. El dispositivo especial desplegado por la Jefatura Superior de Policía de la Comunidad Valenciana motivó que, por segunda jornada consecutiva, Algemesí y su comarca fueran tomadas por agentes policiales en busca del activista de ETA huido, identificado ayer por el Ministerio del Interior como Iñigo Vallejo Franco, con una condena pendiente de 17 años de prisión por actividades terroristas.

Recogida de huellas

Durante la mañana, agentes de la Brigada de Información y de Policía Judicial se desplazaron a un hotel de la playa de Las Arenas de Valencia para tomar huellas e interrogar a los clientes y empleados del establecimiento. La propietaria del mismo, Carmen Alabau, definió a ambos jóvenes, que pernoctaron tres noches en una habitación doble de su local después de pagar por adelantado 150 euros, como «personas normales aunque no muy habladoras que entraban y salían como cualquier otro cliente».

Los policías, al tiempo que mostraban las fotografías de los sospechosos, recabaron datos de las personas que a lo largo de los últimos tres días pudieron tener algún tipo de contacto con los etarras.

El delegado del Gobierno, Francisco Camps, reiteró de nuevo ayer que «no hay constancia de que exista un comando estable» de ETA en la Comunidad Valenciana.

Explicó que el huido «acompañó en todo momento en los últimos días» al detenido y desmintió que la operación de búsqueda se esté centrando en alguna zona concreta de la Comunidad.

Sobre la posibilidad de extremar las medidas de seguridad ante la llegada del verano en puntos turísticos de la Comunidad, Camps recordó que «ya están tomadas» esas medidas y que están coordinados los cuerpos de la Guardia Civil, policías locales y Cuerpo Nacional de Policía.

Recordó que «todos sabemos cómo se las gastan» los miembros de la banda terrorista ETA y subrayó que «siempre tienen el objetivo de causar daños y atentar contra el sistema democrático español».

Por su parte, el presidente de la Generalitat, Eduardo Zaplana, comentó que los presuntos terroristas «no estaban aquí para felicitarnos la Navidad. Venían a dañar los intereses de nuestra Comunidad y probablemente los de algunas personas». En este sentido, reclamó a aquellos que realizan «determinados comentarios» sobre la lucha antiterrorista que se pongan en su lugar a la hora de defender los intereses de la Comunidad Valenciana.

Por otra parte, Zaplana dijo que tras la operación en Algemesí «hay que estar muy atentos, permanentemente alerta» para evitar un nuevo intento terrorista en la Comunidad tras los dos abortados por el «éxito» de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, a las que ayer se añadió la colaboración ciudadana.