Ciudad de la Justicia en Valencia
Ciudad de la Justicia en Valencia - ABC
Valencia

Piden 17 años de cárcel para un hombre pillado in fraganti violando a una menor a la que engañó en redes

La Policía sorprendió al acusado aún con la víctima, a la que había amenazado con difundir vídeos suyos tras fingir ser menor él también

VALENCIAActualizado:

Un hombre se enfrenta a una petición de 17 años de prisión formulada por el fiscal del caso porque violó presuntamente a una menor con la que entabló contacto a través de dos redes sociales en Valencia. El acusado fue sorprendido por la Policía cuando abusaba de su víctima.

El juicio por estos hechos ha empezado este lunes en la sección segunda de la Audiencia Provincial de Valencia y el acusado, un hombre de nacionalidad española, se enfrenta a una posible condena por un delito de agresión sexual y dos de abuso, en ambos casos a una menor de 16 años.

Según el escrito de acusación del fiscal, el acusado contactó con la menor a través de la red social Instagram, mediante mensajes en esta plataforma consiguió su número de teléfono y posteriormente, a través de Whatsapp, le pidió que le enviase vídeos y fotografías de carácter íntimo.

"La menor creía que se los enviaba a un menor", puesto que el acusado se hizo pasar por tal, y mantuvo este contacto durante un mes.

El acusado amenazó a la menor con subir a la red los vídeos que esta le había enviado si no continuaba enviándole más, y el 16 de octubre de 2016 la llamó con la intención de reunirse para mantener relaciones sexuales.

Cita con coacción

"Mediante este ardid logró que la menor, por temor y miedo, accediese a un encuentro en la estación de Burjassot-Godella. El acusado se aproximó a la menor presentándose como un amigo del menor que supuestamente conversaba con ella en redes sociales. La cogió de la cintura y de la mano para que se subiese a su vehículo y la llevó a un descampado cercano", relata el escrito.

La menor logró huir pero el acusado la siguió, la cogió y la sentó en una zona de acequia, "sentando a la menor en sus piernas" y diciéndole que quería mantener relaciones sexuales con ella.

De nuevo en el interior del coche, el acusado obligó a la menor a desnudarse y a practicarle una felación, y posteriormente la penetró.

En el transcurso de estos hechos fueron sorprendidos por un vecino y por un coche de la policía, que encontraron a la menor "acurrucada, paralizada, sin reaccionar, desencajada y aterrorizada".

El acusado se encuentra en prisión provisional desde el día posterior a los hechos.