El perejil de Villalonga

CALESA. Carruaje de tracción animal de cuatro y, más comúnmente, de dos ruedas, con la caja abierta por delante, dos o cuatro asientos y capota de vaqueta, que esta semana ha desfilado por pantallas

Actualizado:

CALESA. Carruaje de tracción animal de cuatro y, más comúnmente, de dos ruedas, con la caja abierta por delante, dos o cuatro asientos y capota de vaqueta, que esta semana ha desfilado por pantallas de televisión y páginas de los periódicos no como posible alternativa al automóvil, muy a considerar tal como se está poniendo el combustible, sino por aparecer sorpresivamente en un examen para adquirir la condición de profesor de auto-escuela, a los que se les preguntó por la velocidad de estos coches de caballos. Semejante chorrada ha despertado las iras de los examinados.

CASTELLANO, Serafín. Conseller de Governació, que al igual que la pasada semana hiciese el vicepresidente del Consell Vicente Rambla, aprovechó su comparecencia en la Expo de Zaragoza para reafirmar el carácter «solidario» del reformado Estatuto valenciano con respecto a la utilización de los caudales excedentarios de los ríos españoles, frente a las tesis «insolidarias» de quienes se niegan a compartir.

CRASA. Gruesa, gorda o espesa, dicho en femenino en concordancia con el género de la palabra crisis, y también en honor de doña Bibiana que esta semana no aparece en este diccionario, lo que hace que se resienta y empobrezca todo él hasta quedar reducido a algo así como un jardín sin flores. Ni capullos. O capullas.

CRISIS. Palabra que mejor define la situación de la economía española y que, al fin, ha sido aceptada por José Luis Rodríguez Zapatero. Sus ministros, altos cargos y medios de comunicación afines se han liberado del bozal que les impedía decir lo que pensaban. Ellos, y algo así como cuarenta y cinco millones de españoles. Pedro Solbes, sin dejar de lado su personal e insuperable interpretación de don Tancredo -hay estáticas estatuas humanas que en ferias y fiestas son mucho más inquietas que el de Pinoso- ha reconocido el crecimiento cero de nuestro economía el pasado trimestre, lo que a su vez ha llevado al ministro de Industria, Comercio y Turismo y amigo personal del presidente, Miguel Sebastián, a atreverse a decir que estamos «casi en recesión», todo lo cual viene a ser lo más parecido al del chiste de la pelea que afirmaba que no había sido nada «y llevaba el ojo en la mano». ¡Ah, y la inflación por encima del cinco por ciento!

CALDERA, Jesús. Ex ministro de Trabajo del que esta semana se han dado a conocer las verdaderas razones por las que no repitió en el cargo: «No sigues por tu política de inmigración», le espeto el presidente Rodríguez Zapatero, a lo que el cesante le respondió: «Pero si es tu política». Fue cesado, como es sabido, como ministro y recompensado con una fundación.

DRAMA. El de la inmigración, que esta semana ha ofrecido y repetido, como si de un cruel replay se tratara, la imagen de la terrible muerte por hambre y sed de un incontable número de africanos que trataban de llegar a nuestras costas, entre ellos nueve bebés, tal como ocurrió en la patera interceptada frente a la costa de Almería, y que se ha vuelto a ver en la isla de La Gomera, a donde arribó un cayuco con cincuenta y nueve inmigrantes, cuatro de ellos muertos, después de una inhumana travesía sin comida ni agua.

GRAN CRUZ DE LA ORDEN DE JAUME I. Distinción creada por el Gobierno valenciano, aprobada por el Consell en su última reunión, con el fin de distinguir a aquellas personas y entidades que más se hayan destacado en los ámbitos cultural, profesional, económico, cívico o social, o por sus servicios del progreso de la Comunidad. Entre los destinatarios de esta alta distinción se anuncia que figurará José Luis Albiñana, en tanto que ex presidente de la Generalitat. Debe tratarse de un error porque nunca lo fue. Su propio partido, el PSPV-PSOE, lo desalojó del cargo -preautonómico-y si de reconocerle algún mérito se trata, hay unos cuatro millones de valencianos (y valencianas) que le precederían.

PEREJIL. Islote español situado frente a la costa marroquí del que hace seis años, un 11 de julio, tuvimos conocimiento de su existencia (los niños logsianos siguen sin enterarse) por la ocupación que del mismo hizo el ejército alauita. Seis días después, «al alba y con fuerte viento de levante», Federico Trillo dixit, tropas aerotransportadas del Ejército Español recuperaron la posesión del enclave.

VILLALONGA, Juan. Ex presidente de Telefónica que después de medio año de conversaciones con el máximo accionista del Valencia club de fútbol, Juan Bautista Soler, se ha convertido en «gestor» del club, una figura inédita en la entidad pero que le confiere los máximos poderes. Villalonga ha vuelto a demostrar que ni uno solo de sus cabellos de su poblada cabeza (que el paso de los años ha encanecido), tiene ni la más mínima traza de tonto. La toma de posesión del financiero, sin pegar ni un tiro ni pagar ni un euro, asentando sus reales en la gestión del Valencia coincide en el tiempo con la toma del islote de Perejil y no pocos paralelismos pueden trazarse. El tiempo dará o quitará razones sobre esta nueva propuesta de dirigir el Valencia. No nos desanimemos. Juntos gritemos con todas nuestras fuerzas: ¡Amunt Villalonga!, perdón, ¡Amunt Valencia!