Pedro Zaragoza recibió el homenaje de Benidorm con el título de hijo predilecto

MANUEL BALLESTEROS
Actualizado:

BENIDORM. Pedro Zaragoza recibió anoche en Benidorm el homenaje de su pueblo, cálido y multitudinario, con la rotulación de la más céntrica calle de la villa, que pasa a llamarse «Alameda del Alcalde Pedro Zaragoza Orts», y el nombramiento de hijo predilecto de la ciudad.

El homenaje tuvo inicio con el descubrimiento de la placa que rotula la calle, acto que fue seguido por innumerables vecinos y amigos del ex alcalde, que le arroparon y saludaron con afecto, y al que asistió en pleno la Corporación Municipal.

Ideas de desarrollo

En el discurso pronunciado por Vicente Pérez Devesa, quedó patente tanto la personalidad irrepetible de Pedro Zaragoza, al que el actual alcalde calificó de avanzado en sus planteamientos turísticos y en sus ideas para el desarrollo de Benidorm, así como la satisfacción de que haya sido «a esta corporación y a mi como alcalde a los que nos haya tocado realizar este homenaje del que nos sentimos tan honrados».

El homenaje a Pedro Zaragoza se cerró con una cena en cuyo transcurso el Ayuntamiento le nombró «hijo predilecto» de Benidorm, y en la que volvieron a repetirse las muestras de afecto hacia la figura del ex alcalde que llenó toda una época de la ciudad.

Fue una adecuada velada para recordar que, nombrado alcalde en 1950, Pedro Zaragoza asistió como alcalde a la llegada en el año 54 del primer grupo organizado de turistas británicos que llegaron con el tour operador Horizon, y que en el 56, se aprobó el Primer PGOU de la localidad, que marcó todo su desarrollo futuro.

En el homenaje estuvieron presentes dos de los arquitectos que hicieron realidad aquel proyecto, que primero fue una ilusión, después un «así será Benidorm» y más tarde una realidad pionera en España: Francisco Muñoz y Juan Antonio García Solera.

Promoción turística

También bajo mandato de Pedro Zaragoza se inició en el 59 el Festival Español de la Canción, y en el año 60 se llevó a cabo la primera promoción turística en el Reino Unido, comenzando en el año 61 a limpiarse diariamente las playas de forma mecánica.

En el 62, Benidorm recibió el doble título de «Destino Turístico más popular», en España y en Inglaterra. En el año 65, los cuarenta mil turistas anuales que Benidorm recibía en el 60, se habían convertido en 120.000. Y en el 68, el mismo año en que Julio Iglesias ganaba el Festival de la Canción, se inauguraba, debido en buena parte al desarrollo de Benidorm, el aeropuerto del Altet.