Vicente Ordaz - EL FARO

Pedro Sánchez y el Huracán de Brooklyn

«Compromís empieza la campaña electoral y no va a parar»

Vicente Ordaz
Actualizado:

Cambió el Gobierno de España. Se fue Mariano Rajoy que ya no es político y si registrador de la propiedad y llegó Pedro Sánchez. Socialista, liberal y lleno de buenos propósitos. Cuatro ministros valencianos, ahora tres. Íbamos a terminar el Corredor Mediterráneo a toda prisa, la relación con el Gobierno Central se convertiría en fluida, todo parecía para el Consell de color de rosa (sin guasa) y de repente Pedro Sánchez, como el mejor Tyson de siempre, con sólo dos directos ha puesto contra la lona a los suyos. El oasis ha durado escasamente dos semanas. Como el Huracán de Brooklyn, Sánchez oyó la campana del primer asalto y el lunes comenzó la semana fuerte ignorando en una entrevista en TVE la condición de Comunidad histórica para nuestra región.

No era la primera vez, y por lo visto, no será la última. Ximo Puig no estará en la primera ronda de reuniones de líderes regionales. Alguno de los suyos debieron pensar que el roto era importante, pero lo peor estaba por llegar. El martes y en la Cámara Alta Sánchez avisaba que no habrá nuevo modelo de financiación. Directo al mentón, K.O. Cuenta de diez, imposible levantarse. Ahora toca reconstruir un relato en el que para la Generalitat era muy cómodo tener a Rajoy y Montoro en el papel de los polis malos. La hemeroteca va a volver a funcionar, y devolver ese golpe, va a ser algo más que complicado.

Imagen del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez
Imagen del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez - ABC

La gran pregunta ahora y tras ver el rifirrafe en el Congreso entre el presidente del Gobierno y Joan Baldoví es saber cómo la legislatura Sánchez afectará a las relaciones del Consell. Compromís empieza la campaña electoral y no va a parar. Sus acciones cotizaban a la baja en las últimas encuestas, ahora la historia puede cambiar. Todo lo contrario que para el PSPV al que la tranquilidad del último año y el navegar con el viento a favor se le puede acabar.

¿Y el PPCV? De repente Isabel Bonig puede atacar. Se acabó estar en las cuerdas parando la lluvia de golpes que le ha caído encima. Pero el trabajo no termina ahí. El PPCV por militantes y compromisarios tiene “algo” que decir en el proceso de elección del nuevo presidente de su partido. Reconstruir después de imputaciones, detenciones y gestoras a lo mejor empieza por ahí. Por que la Plaza de América en Génova, hoy no pesa y a las pruebas me remito de como les ha ido. Debería aprovechar que Pedro Sánchez, y por ahora, los ha vuelto a meter en la pelea.

Vicente OrdazVicente Ordaz