Lugar en el que se cometió el triple crimen - EFE
Sucesos

El parricida de Alicante avisó a Emergencias al menos 30 horas después del triple crimen

El detenido acuchilló a su hermano y posteriormente a sus padres en el domicilio familiar, donde pasó un día con los cadáveres

ALICANTEActualizado:

Javier, el hombre detenido en la madrugada del sábado por, presuntamente, matar a sus padres y su hermano a cuchilladas en Alicante, esperó al menos 30 horas hasta dar el aviso al 112 de que su hermano estaba herido y sangraba abundantemente. Así lo informa el diario Las Provincias, que también indica que el supuesto parricida habría convivido con los cadáveres desde el jueves (día en que se produjo el triple homicidio) hasta el sábado, según las primeras investigaciones policiales.

Los vecinos del barrio Juan XXIII de Alicante amanecieron este sábado con la noticia de un triple crimen en uno de sus domicilios. El supuesto autor, un hombre de 44 años, fue detenido por el asesinato de sus padres -de 71 años él y 69 ella- y de su hermano, de 42 años, con la ayuda de un cuchillo de cocina. Todo comenzó tras una discusión entre ambos hermanos en el domicilio familiar.

Las primeras hipótesis apuntan a que ambos hermanos se estuvieron peleando hasta que el de 44 años apuñaló mortalmente al otro, mientras que posteriormente llegaron al domicilio los padres y se produjeron los otros dos crímenes. Pasadas al menos 30 horas, el supuesto homicida fue quien llamó a Emergencias a las 1.40 horas del sábado para avisar de que en su domicilio había una persona «con abundante sangre». A los pocos minutos de la llamada, una patrulla de la Policía Local llegó a la vivienda y encontró los cuerpos de los tres miembros de la familia, con mucha sangre alrededor. Para cuando llegó el médico de una ambulancia del Servicio de Atención Médica Urgente (SAMU), este solamente pudo certificar las tres muertes.

En el lugar del crimen seguía el hermano mayor y presunto autor, que presentaba lesiones que podría haberse provocado él mismo, según indicaron fuentes del caso. Agentes de la Policía Local detuvieron esa misma noche en el domicilio a este hombre, a quien los vecinos conocen como Javier, por los tres homicidios. Este, que según las fuentes tiene antecedentes por violencia en el ámbito familiar, ya ha sido trasladado a los calabozos de la comisaría provincial de la Policía Nacional, donde está previsto que permanezca hasta que pase a disposición judicial.

La Policía Nacional se ha hecho cargo de la investigación de este parricidio, y comenzó desde primera hora del sábado una inspección ocular en el domicilio para tratar de aclarar todos los extremos del suceso.

Discusiones por dinero

Algunos de los vecinos del supuesto parricida ya sabían que en esta familia había problemas entre los dos hijos desde pequeños, pero nunca imaginarían que llegase a suceder tal tragedia. Según estos, los dos hermanos mantenían constantes discusiones por el dinero de sus padres. «Javi le ha dado muchas palizas a su hermano pequeño», explicó Magdalena Navarro, una mujer que conoce a la familia desde hace décadas. «Los padres eran unos mártires», añadió. Esta mujer aseguró que ambos hermanos pasaban mucho tiempo en su casa cuando eran pequeños porque son de la misma edad que su hijo, quien al enterarse de la noticia le ha dicho sobre el detenido: «Hasta que no lo ha conseguido no ha parado».